Martes 27 de Julio de 2021

17 de enero de 2020

El receptivo argentino cayó por segundo mes consecutivo en noviembre

La Encuesta de Turismo Internacional (ETI) de la Argentina señala que en noviembre pasado los arribos internacionales por vía aérea se contrajeron un 3,7%, consolidando una tendencia negativa que comenzó a marcarse en agosto. En El Calafate crece el turismo internacional. El emisivo, en tanto, sigue en caída libre.

Luego de más de dos años de números en alza y de un primer semestre de 2019 récord, el receptivo argentino comenzó a dar signos de desaceleración en agosto pasado; pasó a arrojar datos negativos en octubre; y los datos de noviembre corroboran esa tendencia.

Según la Encuesta de Turismo Internacional (ETI), que desarrolla el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) de la Argentina, en colaboración con la cartera turística nacional (hoy, el Ministerio de Turismo y Deportes), los arribos de turistas no residentes por vía aérea en noviembre fueron 264.400, lo que significa una caída del 3,7%, respecto al mismo mes de 2018.

Aunque luego de las elecciones primarias (agosto) el dólar dio un gran salto y eso suele generar mejores condiciones cambiarias para los turistas, especialmente de los países vecinos, también sucedió que la inflación se proyectó a la par, culminando el total de 2019 casi en el 55%. Inclusive, los analistas ya aseguran que la inflación superó ampliamente al tipo de cambio, al cual hoy consideran retrasado artificialmente gracias al llamado "cepo".

En detalle, en noviembre se produjo una fuerte caída de las principales naciones emisoras hacia la Argentina: los arribos de Brasil (principal mercado) se contrajeron un 6%; los de Chile un 8%; Estados Unidos y Canadá, un 7,9%; Bolivia un 22,4% (como consecuencia también de su crisis política); y el Resto de América, un 4,7%.

En alza se mostraron Europa (en conjunto, el segundo mejor emisor), con un 1,9%; Paraguay, con un 24%; y Uruguay, con un 19,7%.

 

Más allá de esta desaceleración convertida en caída, el acumulado del año se mantiene en un 12% de crecimiento, respecto a los primeros 11 meses de 2018, con un total de 2.760.800 pasajeros no residentes por vía aérea.

Si esta tendencia negativa se mantiene en diciembre, Argentina podría no alcanzar la anunciada meta de los 7,5 millones de pasajeros anuales por todas las vías. Este dato es hoy muy difícil de contrastar, ya que el cambio de gestión oficial está demorando la circulación de información precisa por parte de la cartera.

Caída libre

La debacle del emisivo no parece tocar fondo todavía. En noviembre de 2019 las salidas de argentinos al exterior por vía aérea registró una nueva baja, como desde hacía un año y medio. Esta vez, el retroceso fue del 15,8%, con respecto a un noviembre de 2018 que también había sido malo.

Pero más allá de verificarse una nueva caída, lo sorprendente esta vez es el volumen. Hasta octubre, aunque la baja era sostenida y pronunciada, se venía operando por encima de los 300.000 pasajeros al mes. En noviembre fueron 268.000, y las partidas quedaron con un saldo a favor respecto a los arribos, pero sólo de 3.600 turistas, es decir, prácticamente nada.

En esos 11 meses de 2019, el emisivo tuvo una baja acumulada del 11,9%.

Rolando Klempert Hosteltur

COMPARTIR: