Miércoles 30 de Septiembre de 2020

  • 9.8º
  • Mayormente soleado

6 de abril de 2020

El turismo argentino avanza en la contención pero planifica la recuperación

La secretaria de Promoción Turística de la Argentina, Yanina Martínez, contó que la cartera está afrontando la emergencia sanitaria y su demoledor impacto en el turismo en dos fases. La primera, de contención, está enfocada en las repatriaciones y el auxilio para las empresas y los destinos; la segunda, la construcción de un consensuado plan “post-coronavirus”, enfocado inicialmente al “turismo de cercanías”.

Las crisis, y sobre todo las sanitarias, requieren acciones urgentes. Todo lo demás, por más importante que sea, pasa a un segundo plano. Sin embargo, aunque la mayor parte de los recursos y la energía se destinen a salir de la situación apremiante, no se puede esperar a su finalización para comenzar a abordar cómo será el “día después”.

Muchos destinos turísticos de todo el mundo ya lo han comprendido en medio de la actual pandemia de coronavirus, y es también el caso de Argentina. Rápidamente,  el Instituto Nacional de Promoción Turística (Inprotur) desarrolló un “Informe de Coyuntura” para analizar el marco global y las oportunidades, y muy pronto tendrá listo un plan de promoción para ese “día después”. Pero paralelamente, el Ministerio de Turismo y Deportes está trabajando puertas adentro en el mismo sentido.

La primera fase es, quizás, la más dura: la del manejo de la contingencia y todo lo que eso implica. Primero que nada, las repatriaciones, tanto de los argentinos que se encuentran en el exterior aguardando los vuelos especiales (que Aerolíneas Argentinas retomará desde este lunes), como los turistas nacionales que debieron guardar cuarentena en otras provincias y esperan la oportunidad de regresar a sus hogares.

Pero, al mismo tiempo, como ocurre en casi todo el planeta, las empresas están sufriendo el impacto de la facturación cero a lo largo de todo el territorio, y están en riesgo miles de puestos de trabajo formales e informales, y también emprendimientos de todos los tamaños. Por eso, según Martínez los esfuerzos que está haciendo la Nación deben llegar a todas las provincias, y el canal elegido es el Consejo Federal de Turismo (CFT).

Por ejemplo, les contó los avances en materia de beneficios impositivos, entre los que se encuentra el Programa de Recuperación Productiva (Repro), por el cual el Estado cubre durante algunos meses una parte del salario de los trabajadores de una empresa en crisis por alguna razón coyuntural. Se trata de una medida sumamente reclamada por los privados, aunque todavía sostienen que existen dificultades burocráticas para acceder a ella.

Pero, además, Martínez les contó que el Ministerio de Turismo y Deportes ha decidido redireccionar sus fondos para atender la emergencia. Antes de esta crisis, la cartera había anunciado al CFT la puesta en marcha de un plan de infraestructura turística, con el que la Nación financiaría proyectos de las provincias en ese sentido. Hoy eso ha quedado suspendido, y todos los recursos serán dispuestos para mitigar los efectos de la pandemia en la actividad.

Plan para el “día después”

La fase dos del manejo de crisis que está haciendo el ministerio es la que tiene que ver con empezar a pensar en la recuperación, en cómo comenzar ahora a desarrollar acciones para el “día después”.

Martínez aseguró que este “plan post-coronavirus” estará, sin dudas, enfocado en una primera instancia al turismo interno y, mucho más precisamente, al “turismo de cercanías”, ya que la apertura de la circulación interna será gradual y, además, “no será fácil que la gente vuelva a sentirse segura viajando”.

En ese sentido, señaló que, justamente por eso, el foco estará puesto en el turismo educativo (chicos y chicas que viajan entre provincias, mayormente vinculado el turismo social) y el turismo rural comunitario, ya que los viajeros “huirían” de los grandes conglomerados de gente. Esto último, señaló, podría ser la punta del iceberg del cambio real que puede empezar a vislumbrarse en los "deseos" de los viajeros.

Mientras tanto, señaló que resultará muy importante que los destinos argentinos estén presentes digitalmente. Al respecto, anticipó que ya se ha empezado a dialogar con Aerolíneas Argentinas para la realización de un Travel Sale, el evento de comercialización digital de la Faevyt, probablemente en septiembre, aunque esa fecha no puede ser confirmada todavía, por obvias razones.

Finalmente, aseguró que el ministerio está siguiendo todos los lineamientos y las recomendaciones de la Organización Mundial del Turismo para afrontar esta crisis y encontrar una salida en el menor tiempo posible. Según lo dicho anteriormente, y si a eso se suma la posible extensión del ciclo lectivo, todo parece indicar que los mayores esfuerzos estarán puestos en el verano austral, con foco en enero 2021.

Rolando Klempert de Hosteltur

 

COMPARTIR:

Comentarios