Jueves 26 de Noviembre de 2020

  • 14.1º
  • Nubes y sol

19 de abril de 2020

VIDEO-ENTREVISTA. Habla una de las científicas argentinas que desarrolla un test rápido para COVID19

Foto: Dra. Debora Marcone en el Laboratorio (Revista Gente)

De niña, Débora Marcone definió su vocación al ver una película de Hollywood. Y ya por segunda vez su carrera enfrenta una pandemia. Es una de las integrantes del equipo científico argentino que busca desarrollar en tiempo récord un kit rápido y barato para detectar el nuevo Virus. En el ciclo “Charlas en Cuarentena”, contó detalles de la investigación, habló de los desafíos de la lucha contra el COVID-19, resaltó las decisiones del gobierno nacional para intentar frenar el contagio en la población. MIRA EL VIDEO.

“Generalmente el desarrollo de un kit de este tipo lleva mínimo un año, y nosotros estamos haciendo todo lo posible para achicar el tiempo a 3 meses”, explicó la Dra. Débora Marcone en FM DIMENSION.

Ella es investigadora del CONICET en el Departamento de Microbiología, Inmunología, Biotecnología y Genética. Integra un equipo de 20 investigadores que tienen como meta lograr este test reactivo.

“Son muchos los procesos que hay que hacer. Ahora testeamos el kit en muestras extraídas que nos dio el Instituto Malbrán, y ahora lo estamos haciendo en muestras respiratorias. Por ahora los resultados son muy prometedores, nos llenan de felicidad”.

Marcone aclaró que ahora esta experiencia hay que escalarla a una producción bastante grande de manera que los test puedan ser distribuidos en todos los lugares que lo necesiten.

En el ciclo “Charlas en Cuarentena”, la científica contó que cuando era niña descubrió su vocación al ver la película “Epidemia”, que protagonizó Dustin Hoffmann. A pesar de su juventud, Marcone ya acumula una gran experiencia. Ya participó en la Epidemia de 2009, con la gripe H1N1. Y ahora enfrenta esta pandemia de Coronavirus Covid-19.

La investigadora explicó que “se trata de un kit que detecta algunas regiones del genoma del virus. Se toma un hisopado nasofaríngeo y no requiere cabinas de bioseguridad. Estamos tratando de independizarnos de los equipamientos costosos”.

Se utilizan dos pequeños tubos y en el último de ellos se introduce una tira reactiva que funciona al igual que los test de embarazo: sí aparecen dos rayitas es positivo y una rayita es negativo.

El resultado se puede obtener en una hora y media o dos, aunque se está trabajando para acortar aún más los tiempos. A su vez Marcone señaló que los costos bajan sustancialmente. La idea es que cada ensayo cuesta 2 ó 3 dólares. Comparado con los valores que se manejan actualmente para el diagnóstico son muchísimo más baratos, esto ayudaría a masificar los tests.

(redacción: Guillermo Pérez Luque)

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios