Sábado 26 de Septiembre de 2020

  • Parcialmente soleado

28 de abril de 2020

Argentina permite venta de aéreos a partir de septiembre, pero hay polémica

la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) de la Argentina, emitió una resolución en la que prohíbe la venta de pasajes aéreos en el territorio hasta el 31 de agosto y habilita la comercialización a partir del 1° de septiembre. Pero lo que apuntaba a preservar a los consumidores y disponer una fecha cierta de operación, terminó en polémica. Este lunes, IATA, ALTA y ACI-LAC rechazaron la medida.

Durante el último fin de semana, en la industria turística argentina corrió un rumor que paralizó los corazones de todo el entramado sectorial, especialmente pensando en una posible recuperación para el “día después”: que el Gobierno nacional tenía a la firma una resolución para prohibir la venta de pasajes aéreos.

Luego de complejas elucubraciones y de pronósticos de diversa índole, la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC) publicó Resolución 144/2020 (Autorización Transporte de Pasajeros) en la que efectivamente prohíbe la venta de tickes, pero sólo hasta el 31 de agosto inclusive y, al mismo tiempo, habilita a las aerolíneas a hacerlo para volar a partir del 1° de septiembre.

El objetivo de la medida, explicaron las autoridades, era evitar algunos presuntos abusos por parte de las compañías, las cuales podrían estar vendiendo un producto que, dadas las restricciones sanitarias, probablemente no puedan concretar, como de hecho está pasando, ya que el cabotaje se encuentra suspendido por Decreto de Necesidad y Urgencia.

RESOLUCIÓN 144/2020 DE LA ANAC

Ante las crecientes versiones y las críticas, la propia titular de la ANAC, Paola Tamburelli, publicó un “hilo” en su perfil de Twitter, intentando aclarar la situación.

En ese sentido, agregó: “A la vez, entendemos que las empresas necesitan ingresos. Por eso se les permite la venta de vuelos posteriores a la fecha 31/8, cuando esperamos que ya todos estén de regreso”. Y prosiguió: “El objeto es el equilibrio entre la protección de usuarios vulnerables, algunos que compraron más de cuatro pasajes con la esperanza de volver, sin afectar la sostenibilidad del sistema”.

Y, finalmente, recuerda que “la suspensión de vuelos se debe a razones sanitarias que exceden el análisis aerocomercial y tienen que ver con motivos sanitarios derivados del análisis de la evolución de la pandemia en nuestro país”.

Rechazo empresarial

Horas después, la International Air Transport Association (IATA), la Asociación Latinoamericana y del Caribe de Transporte Aéreo (ALTA) y el Consejo Internacional de Aeropuertos – Latinoamérica (ACI-LAC) emitieron un comunicado conjunto para rechazar la medida, advirtiendo que implica un “riesgo inminente y sustancial”.

Según las entidades, “esta decisión afecta directamente a toda la industria aérea en Argentina y la región, aerolíneas domésticas e internacionales, sectores de negocios, comercio, turismo y afines del país”.

LA CARTA DE RECHAZO DE IATA, ALTA Y ACI-LAC

De igual manera, explican que “los aeropuertos argentinos enfrentarán una situación grave en la que deben seguir en funcionamiento con sus respectivos costos operativos para atender los vuelos de carga aérea y humanitarios, pero sin vuelos comerciales de pasajeros cuya actividad representa más del 80% de sus ingresos”.

En este sentido, sostienen que la decisión del Gobierno argentino “no fue compartida ni consensuada con la industria y que, además, va en contravía de los esfuerzos de todos los actores del sector para proponer e implementar un plan de reactivación responsable y seguro”.

Por último, la tres entidades aéreas internacionales explican que el sector está enfrentando “un escenario sumamente complejo, en el que alrededor del 50% de los costos fijos de las aerolíneas se mantienen intactos y, además, no perciben en estos momentos ningún ingreso”. Por eso, realizan un llamado a las autoridades a dialogar y a rever la medida.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios