Viernes 30 de Julio de 2021

17 de octubre de 2015

Otra vez. Un arco cayó sobre un chico.

​Fue cuando niños de 12 y 13 años se preparaban para jugar un partido de la liga local de futbol. Un arco móvil cayó y causó tres fracturas a un jovencito arquero.

 

Un jovencito jugador de futbol tuvo una grave lesión en uno de sus pies, cuando un arco se le cayó encima, a poco de iniciar un partido.

El hecho ocurrió al mediodía de este sábado cuando Alejandro Arosteguichar estaba haciendo el pre calentamiento para jugar un partido de la séptima división del futbol local.

El chico es el arquero titular del club Juveniles, equipo que enfrentaba al club N.O.Boys.

Al costado de la cancha, contra el alambrado, se encuentran los arcos móviles que se utilizan para las divisiones mas chicas, los que deben permanecer atados al alambrado mediante un sistema de cadenas y ganchos metálicos.

Una de esas pesadas estructuras de hierro se vino abajo y aplastó un pie del chico.

El jovencito fue llevado en un auto particular al hospital de la ciudad, donde los profesionales constataron las fracturas y evalúan los pasos a seguir.

Ahora Calafate pudo saber que tiene fractura en el 1er, 2do y 3er metatarsiano, lo que le implicaría una movilidad de 4 a 6 semanas.

Esta es la segunda vez que un arco móvil se viene abajo. En julio de este año, un chico de 8 años quedó en grave estado cuando uno de los mismos arcos los golpeó en  su espalda.

El pequeño salvó su vida de milagro, luego de permanecer grave varios días en el hospital local, y después de ser atendido por especialistas en Buenos Aires.

A raíz del accidente del chico Picotti, los arcos comenzaron a ser asegurados con cadenas y ganchos, mediante una coordinación que la secretaría de Deportes del municipio había realizado con los clubes y la ligas que utilizan el estadio para entrenamientos y los partidos oficiales.

En estos días, otras dos estructuras de arcos se dejaron apoyadas contra un alambrado, sin mayores resguardos (FOTOS 2).

COMPARTIR: