Domingo 20 de Junio de 2021

19 de octubre de 2015

Condena de 7 y 4 años para quienes distribuían droga en la zona.

Son tres hombres jóvenes que recibieron condena de 4 y 7 años de prisión, por el caso de la mayor cantidad de droga en la zona. Un cuarto involucrado está prófugo.

 

El viernes 20 de septiembre del 2013, mientras el centro de la ciudad vivía la llegada, por primera vez, del Rally Nacional de Automovilismo, vehículos y personal de gendarmería se movilizaba a pocas cuadras.

Una vivienda en la calle Perito Moreno y otra en la calle Campaña del Desierto, a pocos metros del jugado penal local,  eran motivos de allanamientos, ordenados por la justicia federal.

En una vivienda vivía un joven mayor de edad de apellido Gutiérrez, en la otra casa lo hacía su madre.

El joven estaba siendo investigado por la comercialización de marihuana y cocaína en nuestra ciudad.

En su casa se encontró medio kilo de marihuana, lo que se convertiría en la punta del ovillo.

Al mismo tiempo, la gendarmería con asiento en Río Turbio hacía algo parecido en viviendas de esa localidad y de la vecina 28 de Noviembre.

Al día siguiente se supo que el medio kilo encontrado en El Calafate era solo un botón de muestra. En una vivienda que oficiaba de aguantadero, se encontraron 80 kilos de marihuana y cinco kilos de cocaína, el mayor secuestro de drogas en Santa Cruz.

En un primer momento fueron varios los detenidos en la cuenca carbonífera y la villa turística, pero finalmente tres quedaron procesados y uno prófugo.

La investigación había nacido seis meses antes en nuestra localidad. Los gendarmes habían detectado un vendedor local, que era provisto de droga por otro hombre joven de Río Turbio, pero que tenía contactos con El Calafate, donde había vivido un tiempo.

La marihuana llegaba a Río Turbio desde Formosa, y desde esa localidad se repartía a El Calafate, 28 de Noviembre y Puerto Natales, incluso con llegada a Punta Arenas.

La cocaína estaría llegando desde Salta también a Río Turbio para distribuirla en los mismos puntos.

De la investigación surgieron los allanamientos, secuestros de la droga y las detenciones.

El detenido en nuestra localidad Álvaro Gutiérrez, por ser distribuidor en Río Turbio (también con residencia temporaria en nuestra ciudad) Matías Yaniris, y el chileno Angel Saldivia Vargas, quedaron detenidos y procesados por la comercialización de drogas ilegales.

Victorino Tolay, otro de los señalados como los distribuidores junto a Ianiris está prófugo desde entonces. Se habría enterado de la suerte de sus compañeros y de la droga, cuando estaba volvindo a Río Turbio, lo que permitió escaparse de la provincia.

La semana pasada se realizó el juicio oral y público a los tres detenidos.

Este lunes se conoció la sentencia del tribunal, compuesto por los jueces Mario Rynaldi, Alejandro Ruggero y Luis Gimenez.

El órgano dispuso la pena de 7 años de prisión para Yaniris y Vargas, mientras que a Gutiérrez le dispuso 4 años de prisión.

La causa había sido iniciada por el personal del escuadrón 42 Calafate de la Gendarmería Nacional, a lo que luego se sumó el del scuadrón 43 de Río Turbio, cuando comenzaron a surgir las conexiones.

El caso también fue de significancia periodística a partir que a las pocas semanas de los allanamientos, Ahora Calafate publicó detalles desconocidos del caso, originando molestias en áreas de inteligencia de fuerzas como el Ejército Argentino, por posibles vínculos de efectivos con el caso de la venta de la compraventa de drogas.

Ahora Calafate había logrado interceptar información clasificada, originando el siguiente artículo publicado en octubre de 2013.

Las conexiones desconocidas de la droga

 

El histórico secuestro de mas de 80 kilos en Río Turbio puede tener vínculos inesperados. Ahora Calafate conoció detalles que indican a la justicia los posibles lazos con efectivos del ejército. Una vivienda de un policía también había sido allanada.

 

Fue en el término de un mes que se conocieron allanamientos y detenciones que involucraron mas de 80 kilos de mariguana encontradas en Río Turbio pero con conexión en nuestra ciudad.

El jueves 3 de octubre Ahora Calafate publicó el artículo “Reveladores datos de la distribución de droga”  en el que se contaron los pormenores del caso del secuestro de mas de 80 kilogramos de droga en la localidad vecina de Río Turbio, y la conexión que el caso tuvo y tiene con nuestra ciudad de El Calafate.

Semanas antes, en El Calafate, 28 de Noviembre y Río Turbio se realizaron allanamientos ordenados por la Justicia Federal. Se produjeron las primeras detenciones y secuestros de droga, como parte de una investigación que meses antes había comenzado en nuestra ciudad cuando los gendarmes empezaron a seguir los movimientos de un hombre joven que vendía drogas en diferentes puntos de la zona céntrica.

Una semana después, apresando a un hombre que se había escapado de los allanamientos, en Río Turbio se encontraron los 80 kilogramos de Marihuana en el interior de valijas que estaban en el interior de una cabaña que oficiaba de “aguantadero”.

Ahora se conocieron otros datos, al menos inquietantes. Periodistas de este portal accedieron a información que hasta el momento no fue dada a conocer por Gendarmería ni la propia Justicia, y que podría mostrar vínculos entre el caso de la droga y uniformados de fuerzas de seguridad y de fuerzas armadas.

Uno de los puntos no informados es que en entre los primeros allanamientos practicados el 20 de septiembre, la gendarmería allanó la vivienda de un suboficial de la policía provincial. En el interior no se encontró droga ni elementos que la indiquen. La vivienda fue allanada al pertenecer a un complejo sobre el que ya pesaba la orden, y si bien la orden no estaba dirigida puntualmente a la morada del policía, los investigadores también la incluyeron al sospechar que en su condición de vecino puede tener alguna participación en el movimiento de una de las viviendas donde se guardaba la droga.

Otro vínculo es con personal del Ejército Argentino. Entre las localidades de la cuenca carbonífera se sitúa el Regimiento  de Infantería Mecanizada 35. La vivienda de uno de sus soldados voluntarios también fue allanada donde se encontró una “pipa”, elemento con el que se estaba consumiendo marihuana.

Ahora Calafate accedió a información que indica que el soldado Voluntario es hermano de un hombre apodado “el boliviano”, de apellido Tolay, quien es investigado por posibles ventas de droga. Además, Victoriano Tolay, sería cuñado de un sargento primero del mismo regimiento.

Los datos no fueron difundidos periodísticamente, pero muchos de ellos forman parte del expediente que se investiga en el juzgado federal de Río Gallegos.

El Ejército conoce de la situación que involucraría a un mayor número de soldados, al menos como consumidores de droga, pero no se conoce si tomó medidas al respecto.

El caso de los soldados podría ser una de las tantas ramificaciones de la droga y la banda que la transportaba y manipulaba en esta zona.

 

FOTO: Operativo con el que secuestraron los mas de 80 kilos de droga (ARCHIVO). 

COMPARTIR: