Viernes 30 de Julio de 2021

12 de noviembre de 2015

Se repite la tala de árboles añosos

Se ven en algunos puntos de la zona vieja de El Calafate. También podas drásticas. La Asociación Calafate Natural emitió un comunicado repudiando estas prácticas.

Lamentablemente se están viendo nuevamente cómo añosos árboles del sector más antiguo de El Calafate sucumben ante el progreso y la expansión inmobiliaria.

El caso más reciente ocurre en la Av. Libertador al 400, en el acceso céntrico a la villa turística En las fotos se observan el antes y el ahora del frente de este terreno, donde fueron derribados varios ejemplares de álamos casi centenarios, y árboles de otras especies que servían de cerco frontal de ese terreno, recientemente adquirido por un particular.

Estos ejemplos se suman a los de podas drásticas que son lamentadas por quienes saben el esfuerzo y la cantidad de años que demanda que estos árboles adquieran el porte que tuvieron hasta hace algunos días.

A raíz de esta situación, la Asociación “Calafate Natural” emitió un comunicado lamentando la tala de árboles añosos que se está realizando en varios lugares del pueblo.

La ONG ambientalista destaca que la de Av. Libertador al 400 como la más notoria tala. “Un terreno  poblado de árboles que los pioneros visionarios seguramente  plantaron y cuidaron para que hoy disfrutáramos de sombra y aire oxigenado”.

Calafate Natural sostiene que “si bien el espacio donde estaban es privado los mismos contribuían a embellecer el  ingreso a El Calafate. Entendemos la necesidad de construir pero ¿la construcción abarcará  el 100 % del terreno? ¿No se les ocurrió un diseño que incluyera alguno de los ejemplares? ¿No pudieron podarlos, bajarles la altura antes de que brotaran en primavera? En fin tantas preguntas que no encuentran en nuestra razón una explicación”, afirman.

“Sabemos que es posible construir respetando a los árboles, tal como lo hizo la Municipalidad en la construcción del anfiteatro. Esto nos da esperanza”, remarca la ONG.

As su vez se requieren saber si la nueva sede del INTA, ubicada en un terreno arbolado en pleno centro “respetará  la línea de robustos árboles que limitan el terreno céntrico donde se ubicará (parte del terreno del Correo Argentino) Asi  quedará como otro ícono del cuidado que sabemos y debemos proporcionarles a las añosas arboledas”.

Por último “Calafate Natural” dedica una reflexión: las plantas liberan oxígeno y eliminan el dióxido de carbono, uno de los gases que contribuyen al aumento de temperatura del planeta .Conservarlas  mostraría  coherencia con el compromiso de cuidado de los bosques, que Argentina asumirá en la próxima Cumbre por el Cambio Climático que se realizará en París del 30 de noviembre al 11 de diciembre próximos”.

COMPARTIR: