Martes 27 de Julio de 2021

14 de julio de 2016

Terminó la polémica usurpación.

​Casi dos meses una familia ocupó un departamento al que accedió como modo de protesta y porque le habían dicho que era de Lázaro Báez. Horas atrás el área social intervino haciendo que el matrimonio deje la vivienda con compromiso de ayuda estatal.

A pocos días que se cumplieran casi dos meses, finalizó la usurpación del barrio Cañadón.

El 20 de mayo se conoció que una familia había ocupado un departamento ubicado en un condominio del que participan integrantes de las familias Franchi y Báez.

La usurpación la cometió un matrimonio, cuyo padre de familia fue un empleado de  la empresa Austral Construcciones.

Sergio Cáceres explicó que ocupaba ilegalmente el departamento porque la empresa estatal Servicios Públicos Sociedad del Estado no le daba respuesta en hacer la extensión de la red eléctrica hacia su casa, ubicada en una zona alta de la ciudad, donde la última conexión se ubica  a unas cuatro cuadras.

La empresa argumentó la falta de recursos para poder realizar la extensión de la red eléctrica.

Viviendo con dos hijos menores y su mujer embarazada, Cáceres ocupó el departamento en cuestión porque le dijeron que era de Lázaro Báez.

Pero el departamento resultó ser de Marcos Franchi, quien reside en Buenos Aires. Su hermana Claudia que tiene el poder de administración para alquilarlo, realizó la denuncia penal correspondiente.

Se trata de un condominio de varios departamentos, con participación de Lázaro Báez. De hecho fue uno de los lugares constatados por la justicia federal en la denominada causa "de la ruta del dinero K".

Si bien la causa comenzó a ser tramitada por el juzgado de instrucción penal del juez Carlos Narvarte, la desactivación de la usurpación llegó mediante el área de Desarrollo Social del municipio local.

 “Bajada la atención pudimos mantener diálogo con la familia y así llegar a un acuerdo para que dejen el lugar”, comentó el secretario de Desarrollo Social Carlos Rossel.

ahoracalafate.com.ar pudo saber que el miércoles la familia dejó el departamento y fue mudada a un hostel en forma temporaria, mientras se encuentra un alquiler que será afrontado con ayuda económica de la municipalidad.

Las llaves fueron entregadas por autoridades de Desarrollo Social en el juzgado donde se tramitaba la causa.

La responsable Claudia Franchi fue notificada de la novedad este jueves a la mañana, cuando el juez Carlos Narvarte le entregó las llaves del departamento.

Franchi confirmó los detales a www.ahoracalafate.com.ar, diciendo que agradecía el accionar de las autoridades judiciales y del área social del municipio para desactivar una acción ilegal que llevaba casi dos meses.

 

 

COMPARTIR: