Lunes 28 de Septiembre de 2020

  • 2.2º
  • Algunas nubes

27 de septiembre de 2016

El Perlan se despide de El Calafate

El planeador realizó el domingo su último vuelo. Comienza a ser embalado y el jueves emprende el regreso a EEUU. Regresará en julio del año próximo para realizar nuevos estudios e intentar batir un record de altura.

Es momento de despedida para los integrantes de la Misión Perlan II. El avión planeador con tecnología espacial está siendo desarmado por estas horas y el jueves 29 emprenderá el largo regreso hacia Estados Unidos.

Había llegado a El Calafate el pasado 3 de septiembre, bastante más tarde de lo proyectado, debido a un complicadísimo viaje por vía marítima a través del Océano Pacífico.  

Para esta época ya la conjugación fenómenos meteorológicos de Ola de Montaña y Vórtice Polar, se encuentran en las últimas semanas. Son las condiciones ideales para que el planeador pueda alcanzar alturas estratosféricas, como sucedió en 2006, cuando el Perlan I alcanzó el récord mundial de altura en planeador, al ascender a 15.460 metros.

Esta vez el viaje tomó un cariz más promocional y prueba constante. Sus diseñadores y sus tripulantes testearon el comportamiento de los materiales y el equipamiento.

Tago De Pietro, encargado de la coordinación logística en la Argentina, dijo que al llegar en esta época se sabía que iba a ser muy difícil alcanzar alturas considerables.

De hecho el vuelo de mayor altura alcanzado fue el 21 de septiembre pasado, cuando el Perlan llegó a 23.000 pies (7.000 metros), cuando el planeador está diseñado para subir hasta los 90.000 pies (27.400 metros).

Ese mismo día el avión superó dos marcas propias. La permanencia en vuelo fue de poco mas de 5 horas y soportó temperaturas extremas que nunca antes había conocida. Llegó a tener 30 grados bajo cero, pero gracias a la presurización de la cabina, en el interior los pilotos solo tuvieron -1ºC.

En la entrevista con FM Dimensión De Pierto recordó que en 2006 el Perlan estaba en condiciones de seguir subiendo en altura, pero se desistió ya que los pilotos estaban evidenciando los primeros síntomas de hipotermia, por no contar con cabina presurizada.

El integrante del equipo (único argentino) remarcó que esta prueba sirvió para ir monitoreando el comportamiento en la aeronave. Y que se han tomado registros que servirán para mejorarla en su diseño y funciones, de cara al año próximo.

En tal sentido ratificó que en el mes de julio de 2017 el equipo Perlan II regresará a los cielos de El Calafate para avanzar en el proyecto financiado por la firma Airbus. “Ayer estuvo el vicepresidente de Airbus, y está fascinado con el proyecto. Nos encantó que pudiera venir y ver, ya que es nuestro principal sponsor”.

Por otra parte durante la estadía en esta ciudad se realizaron otros vuelos mas promocionales ya que varios periodistas argentinos y de otros países cubrieron el evento. De hecho, el último vuelo realizado el domingo 25 fue filmado por un equipo de la National Geographic, que realizará un documental especial sobre el Perlan II.

En el programa Radio Activa, De Pietro aprovechó para agradecer a todos los colaboradores de El Calafate que ayudaron durante la estadía del equipo Perlan. Principalmente los trabajadores de distintas áreas del aeropuerto.   

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios