Martes 22 de Septiembre de 2020

  • 5.2º
  • Un chubasco

13 de octubre de 2016

Otra vez perros muertos en diferentes barrios

El municipio dice que se trata de unas veinte mascotas que fueron envenenadas en las últimas horas en distintos barrios de la ciudad. En las comisarías no hay denuncias aunque se inició una actuación a pedido de la Municipalidad.

 

 

Justo en días en los que el gobierno local intenta endurecer penalidades y hasta implementar un sistema electrónico de control de perros mediante los denominados “chips”, una o mas personas respondieron con el envenenamiento de casi una veintena de perros.

En diferentes puntos de la ciudad los vecinos reportaron la muerte de sus mascotas, ocurridas inclusos dentro de los patios familiares.

Aeropuerto Viejo, Cerro Calafate, Lago Argentino y Linda Vista fueron algunos de los barrios de donde llegaron mensajes a periodistas de ahoracalafate.com.ar confirmando casos de perros supuestamente envenenados.

La Secretaría de Gobierno de la Municipalidad local dijo tener un conteo de unos 20 casos dados en el mismo día.

El mismo secretario de Gobierno Omar Gallardo confirmó la cifra a autoridades locales de la Policía de Santa Cruz.

Pero en las dos comisarías de la ciudad hasta la tarde de hoy no se habían registrados denuncias formales por parte de vecinos propietarios de perros muertos.

Fuentes policiales indicaron a este portal que igual se inició una causa, a pedido de la Secretaría de Gobierno del municipio.

La situación no se distancia de otras anteriores donde vecinos denuncian periodísticamente el envenenamiento de perros, argumentando el riesgo incluso para los mas chicos de la familia.

La posible utilización de algún veneno es lo mas común en esto casos, aunque para conformarse deberían hacerse estudios sobre las vísceras del animal, lo que no en todos los casos se hacen por un alto costo económico.

El concejal Hugo Nuñez habló con el programa Turno Mañana de FM Dimensión, donde propuso que pueda aplicarse el sistema de la llamada receta agronómica, para controlar la venta de líquidos o polvos que  puedan ser utilizados en zonas de campos, con distintas finalidades y que pueden ser usados como venenos para matar a los canes.

La receta agronómica hace que solo se puedan vender esos artículos ante el pedido de un profesional.

El tema también vuelve a plantear el debate sobre la presencia de canes sueltos en la vía pública, la respectiva responsabilidades de sus propietarios y la irracional “justicia por mano propia”

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios