Viernes 18 de Septiembre de 2020

  • 7.7º
  • Nubes y sol

18 de octubre de 2016

Ni vehículos oficiales respetan velocidades máximas

Un video demuestra como una camioneta del Ministerio de Interior y Transporte de la Nación, Dirección de Migraciones viajó sin respetar las velocidades máximas. Quienes deben dar el ejemplo para luego poder controlar y exigir, tampoco respetan reglamentos básicos.

Que en las rutas transitamos a mayor velocidad que la permitida ya no es novedad, es una mala costumbre que cuesta vidas a lo largo y ancho del país.

Cada año los gobiernos nacional, provincial y algunos municipios destinan millones de pesos para campañas que contemplan el pintado de camionetas, uniformes y folletos.

Especialmente en épocas y lugares del turismo, en las temporadas aumentan los controles. A los conductores se les piden los documentos pertinentes y cuestiones ya conocidas.

Pero qué pasa cuando es un vehículo del mismo gobierno el que transgrede normas y sus conductores tienen conductas no apropiadas, que ponen en riesgo su vida y la de terceros.

La ley nacional de Tránsito dice que en las calles de pueblo o ciudad la velocidad máxima es de 40 km/h, en las avenidas de 60 km/h y que en rutas, los automóviles, motos y camionetas deben transitar a 110 km/h, como máximo.

A 90 km/h deben transitar los camiones y casas rodantes.

Los camiones, automotores con casas rodantes acopladas y transporte de sustancias peligrosas deben hacerlo a 80 km/h.

Una camioneta del Ministerio de Interior y Transporte de la Nación, Dirección de Migraciones lo hizo a una velocidad mayor. Por error u omisión, los funcionarios públicos que se transportaban en ese vehículo transgredieron la ley nacional, transitando a velocidad que por ratos superaron los 140 kilómetros por hora.

La muestra es un video registrado el fin de semana a pocos kilómetros de El Calafate, cuando la camioneta oficial se trasladaba a la misma localidad.

Las imágenes fueron registradas luego que la camioneta pasara a un vehículo que iba a unos 100 kilómetros por hora.

Al darse cuenta que la camioneta los había pasado a alta velocidad y que se alejó rápidamente, los ocupantes comenzaron a filmar. El auto llegó a los 140 km/h sin poder alcanzar la camioneta, lo que sirvió para constatar que el vehículo del gobierno iba a alta velocidad.

Solo bajó velocidad en el desvió del acceso a la ciudad donde tampoco utilizó su sistema de luces y guiños.

Al Portal de Acceso, llegaron y pasaron sin inconvenientes. Si bien los gendarmes fueron informados que la camioneta había viajado a una velocidad mayor a la permitida, no se conoció que luego de darle paso en hayan sido identificados conductor y ocupantes, para al menos hacerle alguna advertencia.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios