Viernes 18 de Septiembre de 2020

  • 5.7º
  • Algunas nubes

OPINIÓN

6 de noviembre de 2016

Apuntes Ciudadanos: TERESA BATISTA

Alejandro Rojo Vivot (1) nos acerca un exito editorial en Brasil, que desde la lteratura aborda el humor, la politica y uno de los temas centrales de la obra, la corrupción. Un tema que día a día está en nuestras sociedades que vivimos y tan mal nos hace a todos. HUMOR, POLÍTICA y AFINES XLVIII

Foto: A. Rojo Vivot Figura humana

 

“Sólo es un chiste aquello que yo admito como tal”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Con acabada destreza algunos escritores logran plantear, con certeros rasgos humorísticos, ficciones con gran contenido político que, perfectamente, podrían ser crónicas periodísticas aún en el siglo XXI.

Hacia fines de 1972, en San Pablo, Brasil, se lanzó el éxito editorial más grande de Jorge Amado (1912-2001), con una primera tirada de 110.000 ejemplares, de su novela más leída y celebrada: Tersa Batista cansada de guerra. Uno de sus temas centrales es la corrupción a través de una connivencia establecida para el delito y la impunidad entre los poderes públicos y algunos exponentes de organizaciones como la Iglesia Católica. En este caso, el negocio principal es el inmobiliario, para lo cual tienen que desalojar a un barrio entero poblado de mujeres dedicadas a la prostitución; y son ellas, las afectadas, las que se rebelan contra el poder corrupto a la manera de Lisístrata de Aristófanes que fue contemporáneo de Sófocles y Eurípides, donde las mujeres, declarando la huelga del sexo, se sublevan contra sus maridos para que finalicen de guerrear. “Nosotras, mujeres, si vamos a forzar a los hombres a hacer la paz, debemos abstenernos...”. [3]

La huelga de sexo provoca un alto impacto en la población y se agrava el escándalo masculino cuando llegan barcos de la marina de los Estados Unidos y sus miembros carecen de un esperado servicio; ni los dólares ante la pobreza pueden más que las ansias de justicia por la corrupción.

La obra, de enorme belleza poética y descriptiva, plena de acción y de extraordinario humor va describiendo las diversas vicisitudes de una ciudad entera que está conmocionada pues las sin voz, las mujeres despreciadas por casi todos inclusive por sus conspicuos clientes, son las que ponen en evidencia el ilícito sin importarles la prepotencia y violencia del Estado a través del venal accionar de la policía, que sus jefes son cómplices de la gigante maniobra para acaparar terrenos a muy bajo coste y venderlos a cifras multimillonarias.

A nuestro entender, esta novela es un extraordinario y entretenido ejemplo de cómo la literatura aporta a la denuncia sobre la corrupción y como su lectura atenta permite encontrar una regia herramienta para el estudio de uno de los mayores flagelos de la humanidad.

En sus páginas también encontramos relatos de corrupción para la obtención de empleos públicos, sean éstos insignificantes trabajos en un aislado puesto sanitario o el cargo de Juez. Los valores cambian según las aspiraciones y posibilidades de cada uno pero el mecanismo perverso es siempre el mismo y, desde luego, las consecuencias afectan a la comunidad como puede ser la falta adecuada de la atención de la salud pública o la administración de justicia.

“Para él, la política era un oficio torpe, propio de gente de baja calidad, de mezquinos apetitos y espinazo doblado, siempre a las órdenes y al servicio de los hombres realmente poderosos, de los legítimos señores del país. Ellos eran los que mandaban y desmandaban, cada uno en su pedazo, en su capitanía heredada; por ejemplo, él en Cajazeiras do Norte donde nadie movía una paja sin pedirle consentimiento. Le daba asco la política y los políticos desconfianza; ojo con ellos, son profesionales de la falsedad. (...)

Los políticos siempre consiguen algo, o si no, no gastan su dinero, gastan el de los otros, el del pueblo brasileño”. [4]

 

[1] Se desempeñó como Analista Mayor en el Departamento de Recursos Humanos de la Reforma Administrativa, Ministerio de Trabajo de la Nación, Argentina. 

[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1087. Madrid, España. 1973.

[3] Aristófanes. Lisístrata. Cátedra. Página 259. Madrid, España. 2000.

[4] Amado, Jorge. Teresa Batista cansada de guerra. Editorial Losada. Quinta edición. Páginas 298 y 340. Buenos Aires, Argentina. 10 de octubre de 1974.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios