Jueves 22 de Octubre de 2020

  • 8.8º
  • Algunas nubes

OPINIÓN

30 de julio de 2017

Apuntes Ciudadanos: GUERRA y POLÍTICA

Alejandro Rojo Vivot (1) nos acerca a pensar como hechos de la historia se repiten y con ellos también sus errores, los cuales son parte de nuestras vidas en el presente. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES LXXX

“Sólo en ocasiones aisladas logramos avanzar desde la comprensión de un chiste hasta el reconocimiento de las condiciones subjetivas existentes en el espíritu de su autor”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Peter Berger apuntó “Las personas que, por su profesión, se enfrentan habitualmente con la muerte o con peligros físicos graves son particularmente aficionados al humor macabro”. [3]

Durante la II Guerra Mundial en algunos países comprometidos en la misma libraron, al mismo tiempo, intensos enfrentamientos políticos que, con frecuencia, además incidieron de diversas maneras con el desarrollo del conflicto bélico internacional.

Posiblemente Francia fue uno de los escenarios principales que, una vez firmada la paz, repercutió notoriamente en el desarrollo democrático y, por caso, la aberrante condición de país colonialista.

El destacado novelista y periodista Jean Pierre Lucien Osty (Jean Lartéguy) (1920-2011), cuya vida dedicada a la Historia, de combatiente y corresponsal en diversos países en conflictos bélicos, reflejó en sus escritos, apuntes y experiencias en ficciones de gran valía que, posiblemente, quien haya leído al menos diez libros casi seguro lo haya incluido.

En algunas oportunidades recurrió al humor para delinear a ciertos personajes y situaciones en contextos dramáticos.

“Sin que Sébastien hubiera hecho nada para ello, su nombre comenzó a hacerse conocido, y sus iniciativas fueron combatidas o defendidas con violencia, puesto que el país conservaba secretamente la nostalgia de aquellos tiempo revueltos en que se enfrentaban clanes, las religiones y los caracteres.

Comenzaron a recordar que Sébastien Josc había desempeñado un papel importante en la Resistencia, que hasta se había presentado como diputado ʻde izquierdaʼ en la Constituyente y que pertenecía a una gran familia protestante. Pensaron que el hombre quería hacer una nueva carrera política sirviéndose de Sauveterre [4] como trampolín. El prefecto lo sondeó acerca de sus intenciones. Sébastien se limitó a reír, de manera que lo juzgaron aún más peligroso, puesto que sabía disimular tan bien.

El mismo día rechazó las proposiciones del partido oficialista que le ofrecía una banca y las proposiciones de la ʻizquierdaʼ que gracias a él esperaba instalarse en una región en la que nunca había logrado prosperar.

-Es astuto –decían de él-. Se reserva para algo grande.

En París fue juzgado peligroso; decidieron eliminarlo.

En el entusiasmo de la victoria, los gaullistas habían llegado a abrazar esa doctrina de todos los partidos que quieren ser los únicos: los que no están con nosotros, están contra nosotros. (…)

El Capuchino, entregado en cuerpo y alma a la persona de Charles de Gaulle, no tenía ninguna idea política y experimentaba tan sólo una admiración fanática por el amo que él mismo se había elegido. Decretó que aquel Josc era culpable del crimen de lesa majestad y lo clasificó en la categoría de aquellos que había que eliminar”. [5]

La historia se repite y se reiteran los errores.

 

[1] Expositor en el “Taller ciudadano: Reuniones Públicas Consultivas”. Asociación Ambiente Sur. Auspiciantes: Municipalidad de El Chaltén y el Honorable Concejo Deliberante de El Chaltén. El Chaltén, Provincia de Santa Cruz, Argentina. 8 horas reloj. (2016). 

[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1107. Madrid, España. 1973.

[3] Berger, Peter. Risa redentora. La dimensión cómica de la experiencia humana. Editorial Kairos. Página 112. Barcelona, España. Febrero de 1999.

[4] Pequeña región fronteriza al sur de Francia, donde sucede gran parte de la novela.

[5] Lartéguy, Jean. Nido en la tierra. EMECÉ Editores. Páginas 29 y 30. Buenos Aires, Argentina. Mayo de 1976.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios