Sábado 24 de Octubre de 2020

  • 7.9º
  • Mayormente nublado

27 de agosto de 2017

Bolivianos en procesión por la Virgen de Urkupiña

Recorrieron el centro de El Calafate vistiendo atuendos tradicionales y con la imagen de la Virgen, muy venerada en el vecino país.

Los vecinos y turistas que recorrían el centro de El Calafate se sorprendían al paso de una procesión que convocó a más de un centenar de bolivianos, residentes en esta localidad.

Fue este sábado en una tarde de sol a pleno que hizo lucir aún más las típicas vestimentas, algunas de ellas ricamente decoradas con telas brillantes y perlas.

El motivo de evento es la adoración de la Virgen de Urkupiña, una advocación de la Virgen que se venera todos los 15 de agosto. El origen de su celebración se remonta a la ciudad de  Quillacollo, que se encuentra muy cerca de Cochabamba.

La devoción por Virgen de Urkupiña trasciende las fronteras de Bolivia y se extiende territorialmente al noroeste argentino, el norte chileno y Perú. Además, los migrantes bolivianos llevan sus creencias hacia lugares recónditos, como El Calafate.

Antes del día de Urkupiña se realiza la novena, que son nueve días de misa en su honor. Por lo general la fiesta culmina al día siguiente (el 16 de agosto). Pero aquí la comunidad boliviana se organizó la procesión para el 26 de agosto, con la premisa que siempre debe hacerse un sábado.

La procesión recorrió el tramo céntrico de la Avenida Libertador, que por unos minutos se cortó en la mano en dirección al Este. Estaba encabezada por la imagen de Urkupiña y escoltada por integrantes de una banda. Más atrás una serie de vehículos ornamentados como indica la costumbre en esta procesión.

Alternadamente hombres mujeres y niños con vestimentas típicas de distintas zonas de Bolivia. Cada grupo bailando al son de las músicas tradicionales que salían de los vehículos que los precedían, como si fueran comparsas improvisadas.

Luego la procesión dobló por la calle José Pantín, en dirección al predio de la Sociedad Rural, donde culminó. Por la noche los residentes bolivianos culminaron el festivo día con una cena. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios