Viernes 30 de Septiembre de 2022

OPINIÓN

5 de noviembre de 2017

Apuntes Ciudadanos: LA LIBERTAD Y LA REGULACIÓN

En está oportunidad Alejandro Rojo Vivot (1), nos hace pensar con un texto con intención humorística, sobre el autoritarismo en democracia en otras épocas pero tan recientes en estos tiempos modernos. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES XCIV

FOTO: ARV. REVISTA CARAS Y CARETAS. BUENOS AIRES, 12 DE DICIEMBRE DE 1903

 

“Hay sobre todo una circunstancia que nos advierte la necesidad de no prescindir del chiste tendencioso en la investigación del origen del placer en el chiste. El efecto placiente del chiste inocente es casi siempre mediano; una clara aprobación y una ligera sonrisa es lo más que llega a obtener del auditorio, y de este efecto hay todavía que atribuir una parte a su contenido intelectual, como ya lo hemos demostrado con apropiados ejemplos”. [2]

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Es muy posible que lo inesperado presentado sorpresivamente sea uno de los nudos centrales que sostiene al hecho humorístico; a veces, el contexto cumple la función de desorientar al otro generando así la sonrisa o risa pues aparece lo distinto y provocador.

Peter Berger señaló que “el efecto cómico de un chiste también guarda escasa relación con el ámbito del juicio moral. (…) Más aún, una de las funciones sociales importantes del humor parece haber sido siempre escandalizar los sentimientos morales convencionales”. [3]

El afamado autor de, por ejemplo, “Los centuriones”, en su relato de ficción sobre la Resistencia Francesa ante la ocupación de Alemania, incluyó: “Luego se puso a hablar de lo que él llamaba ahora ʻsu asunto con el gobiernoʼ.

-En Francia ya no se puede hacer absolutamente nada –dijo- porqué si hacés algo aparece la policía y te pregunta por qué lo has hecho y aparece el fisco para aplicarte algún impuesto… y hacerte llenar un cuestionario por triplicado. Ya no vale la pena vivir.

Luego incorporándose en el lecho agregó:

-Mira, les voy a dar una idea a los gaullistas. Sí, yo Baptiste, les diré cómo deben hacer la constitución:

Artículo I: Todo les está prohibido a los franceses.

Artículo II: Los que quieran derogaciones, permiso para cazar, permiso para ventosear, para conducir automóviles, para acostarse con mujeres, para comer, para cantar, para abrir la boca o cerrarla, para andar a pie o en bicicleta, tendrán que afiliarse al U.N.R. [4]

Sébastien lo calmó:

-No te preocupes, ya arreglaremos tu asunto con el gobierno. Nunca llegarán a prohibirlo todo.

-¿Por qué?

-Porque tienen miedo, viejo. Una vez desaparecido de Gaulle, todos se dispersarán como gorriones”. [5]

Pasaron muchas décadas y, en algunos países, la concepción autoritaria aún en democracia sigue vigente, latente o con antecedentes recientes; por lo que el diálogo citado que pareciera exagerado con intensión humorística cuando lo percibimos en el siglo XXI adquiere mayor dramatismo

 

[1] Expositor en la I Reunión Iberoamericana de Consejos y Comités Nacionales de Discapacidades y I Seminario Ecuatoriano y IX Iberoamericano sobre Discapacidad e Información. Real Patronato de Prevención y Atención a Personas con Minusvalía de España. Quito, Ecuador. (1994). 

[2] Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1081. Madrid, España. 1973.

[3] Berger, Peter. Risa Redentora. La dimensión cómica de la experiencia humana. Editorial Kairós. Página 16. Barcelona, España. Febrero de 1999.

[4] El movimiento político “Unión para la Nueva República” (Union pour la nouvelle République-UNR) fue creado por Charles André Joseph Marie de Gaulle, en 1958, uniendo diversas fuerzas conservadoras y de derecha volcadas al populismo nacional y a una tercera posición a nivel internacional. Fue presidente de la República entre1959 y1969.

[5] Lartéguy, Jean. Nido en la tierra. EMECÉ Editores. Página 44. Buenos Aires, Argentina. 1976.

COMPARTIR: