Martes 22 de Junio de 2021

1 de abril de 2018

Wilfrido ya pasó los 200 kilómetros

En su objetivo por rendir homenaje a los Héroes de Malvinas, el ultramaratonista ya cubrió dos tercios de su travesía pedestre entre El Calafate y Río Gallegos, a donde piensa llegar el lunes.

El atleta de 52 años, Wilfrido Franco cumplió este sábado su tercera jornada de travesía pedestre, y está más cerca de cumplir el objetivo unir El Calafate  con Río Gallegos, como homenaje a los Héroes de la Guerra de Malvinas.

Este día se presentó como el mejor hasta el momento, ya que el primero tuvo el difícil desafío de la Cuesta de Miguez, y el segundo fue un día con mucho viento, lo que hizo que parara su marcha 20 kilómetros antes de La Esperanza.

Igualmente Wilfrido fue a dormir al hotel del paraje, para regresar al punto donde había dejado de correr y partir a las 10 de la  mañana del sábado, no sin antes saludar a la gente que se acerca a felicitarlo por su esfuerzo en homenaje a los combatientes de 1982.

Wilma, mujer del Wilfrido, contó que el sábado llegó a los 210 kilómetros de recorrido a las 21.49 hs. Allí puso final a la jornada para ir a pernoctar al paraje Las Horquetas.

Cuando llegó al kilómetro 180, Wilfrido recibió el acompañamiento de un corredor de Río Gallegos, Daniel Quelín, que se ofreció ir con él hasta la capital provincial. “Para él eso fue una bendición y un gran aliento”, contó su mujer esta noche.

Wilfrido está bien, con algunas ampollas en sus pies y el cansancio lógico por la dureza de la travesía, pero con la moral bien arriba parta seguir en la cuarta jornada de marcha, que se extenderá hasta Güer Aike. Ha recibido muchos mensajes a través de las redes sociales que lo alientan, y eso le da mucha fuerza.

Ya el lunes 2 de abril, recorrerá los casi 30 kilómetros finales hasta llegar a Río Gallegos el mismo día que se honra a los Héroes de Malvinas.

En el camino las bocinas de camiones, autos y colectivos que saludan su paso. Muchos en Santa Cruz ya conocen su historia y su promesa por cumplir. Y el sonar de las bocinas es un reconocimiento y una nueva dosis de ánimo que lo impulsa hacia la meta.

COMPARTIR: