Domingo 27 de Septiembre de 2020

  • 13º
  • Nubes y sol

28 de agosto de 2018

El Perlan sigue subiendo. Nuevo récord de Altura

Jim Payne y Miguel Iturmendi al aterrizar tras haber conseguido un nuevo record

Lo logró este martes al pasar la barrera de los 20 kilómetros de altura. “Sonaba a ciencia ficción pero lo estamos haciendo realidad”, dijo uno de los pilotos que hoy alcanzó el récord.


Apenas dos días duró el record de altura obtenido por el Perlan II el pasado domingo. Los más de 62.000 pies alcanzados quedaron atrás (o abajo) hoy martes cuando el planeador más sofisticado del mundo llegó a la marca preliminar de 65.672 pies.

Esto equivale a poco más de 20 mil metros de altitud, superando por primera vez ese límite. La ascendente del Perlan se dio sobre el Glaciar Upsala y el vuelo más de 4 horas, con temperaturas exteriores cercanas a los 70 grados bajo cero.

El avión volvió a estar comandado por el experto piloto Jim Payne, esta vez secundado por el español Miguel Ángel Iturmendi, que a esa altura deben soportar temperaturas de entre 15 y 20 grados bajo cero dentro del habitáculo. Claro que cuentan con trajes eléctricos que calientan ciertas partes del cuerpo, como los pies y el pecho, pero no así las piernas o la cara.

Horas antes de conseguir el nuevo récord Iturmendi había hablado con FM Dimensión, contando las experiencias de volar a semejante altura. Y también se mostró entusiasmado en poder superar nuevamente la marca alcanzada el domingo. “A ver si hay suerte y esta semana volvemos a romper el record y seguimos subiendo más alto”

En el programa Radio Activa, el piloto ibérico dijo que “pensar que un avión sin motor puede subir más alto que cualquier otro avión con motor sonaba a ciencia ficción a todo el mundo. Parecía que era una chorrada (exageración) y verdaderamente lo estamos haciendo realidad”.

Miguel Iturmendi, uno de los pilotos del Perlan II

“Hay veces que cuando le estás explicando esto a la gente y te miran como si estuviéramos locos.Tuvimos la suerte que Airbus creyó en nosotros”, agregó Iturmendi, uno de los cuatro pilotos del Perlan II, que sigue escribiendo nuevos capítulos de la historia de la aeronáutica en los cielos de El Calafate. El desafío final es alcanzar los 90.000 pies.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios