Martes 20 de Abril de 2021

17 de diciembre de 2015

¿Qué es la quinta enfermedad?

En estos días es el principal motivo de consulta en la pediatría del hospital local. Afecta a niños de la segunda infancia con manchas en la piel que se van en pocos días.

Se la llama “la quinta enfermedad”  o por su nombre propio “Eritema infeccioso”, y este año fin de año se ha hecho presente en forma masiva.

Es una erupción en la piel, que habitualmente comienza en el rostro de chicos que van de los 5 a hasta los 15 años, la que después se dispersa por torso y extremidades.

Desde hace varias semanas niños de la segunda infancia presentan la enfermedad y son atendidos en el hospital local.

Las consultas generan alguna desconfianza en padres especialmente jóvenes, quienes enfrentan las primeras experiencias.

Es una enfermedad causada por un virus, que como llegó se va, sin necesidad de algún tratamiento específico.

Todo es causado por el “parvovirus B19”, un virus exclusivamente humano.

La jefa de pediatría del hospital local Flavia Sciarillo dice que la enfermedad aparece entre la primavera y el verano, y con brotes epidémicos de ciclos tres o cuatro años.

“Hemos visto varios casos pero es esperable que haya en esta época del año”, comentó la médica al hablar con el programa radial Turno Mañana de FM Dimensión.

La doctora comentó que no hace falta análisis ni ningún otro estudio médico para confirmar el diagnóstico, ya que los médicos la reconocen a simple vista. La principal característica es el enrojecimiento de las mejillas para luego mostrar manchas lisas sobre la piel, de un color rosado o rojizo claro, que con el paso de los días se muestran como un reticulado.

“En general es una infección de curso benigno y se va sola. En la mayoría de los no trae ningún síntoma complicado asociado. Esta escrito que el niño puede tener cefalea asociada o fiebre, y un poquito de moco como un resfrío, pero, no mas que eso”, relató la profesional.

Los casos se dan temporariamente en cualquier parte del país.

Sciarillo también informó que el contagio se produce previo al brote, con tiempo previo de hasta siete días. “Cuando el niño se brotó ya no contagia mas, recalcó.

“Es recomendable que se visite al pediatra para hacer el diagnóstico adecuado, porque puede haber otras enfermedades con un brote similar que si necesiten el aislamiento y el tratamiento del niño”, agregó la doctora.

 

 

 

COMPARTIR: