Lunes 19 de Octubre de 2020

  • 9.6º
  • Parcialmente soleado

6 de agosto de 2017

El Rap también le canta a El Calafate

Los más chicos se juntan en plazas y parques para el Freestyle, al mejor estilo de los contrapuntos como hacían los payadores de antaño pero con otros ritmos. Otro grupo espera su primer CD antes de fin de año.

 

El rap en varias de sus expresiones también comienza a cantarle a El Calafate. Como en el resto del país, y del mundo, grupos de adolescentes se inclinan por el estilo surgido en los barrios bajos de Estados Unidos en los 70, y que a mediados de los ´80 tuvo su explosión comercial, pero siempre con onda crítica social. En aquellos tiempos el tema que generó mayor impacto fue el abuso policial.

El rubro quedó marcado con signos de violencia y hasta de cierta anarquía. Pero el paso de las décadas y las diferentes adaptaciones fueron arrojando subcategorías y otras expresiones.

“Esto no es los setenta en los sur de Bronx o Harlem donde el rap era muy calle, muy malandro, nuestro rap es mas de vida”, cuenta Brian Segovia (FOTO), un mozo calafatense que lidera la compañía Wolf Family Records, un grupo de jóvenes raperos que busca tener un primer CD antes de fin de año.

Con el nombre artístico de Wolf, el artista habló con el programa Turno Mañana de FM Dimensión, donde contó características y detalles de su arte.

Entre otras cosas explicó que hay rap de varios estilos, pero que el que practica el grupo no es de violencia, sino que son letras que surgen de las cosas cotidianas de la vida. “No hablamos de pistolas, no hablamos de matar, hablamos de cosas con contenido, de cosas que la vida nos enseñó”, explicó.

Un ejemplo es el nuevo tema “La Bestia”, donde hay una crítica a quienes comparten formas marginales.

Antes de tener el disco, los raperos componen temas que van plasmando en videos musicales filmados en diferentes lugares de El Calafate y que de a poco toman las redes sociales

“La Vida es así”, es otro de los temas  que ya tiene video. “Lo hicimos para un niño enfermo”, comentó Segovia. El tema es un mensaje para chicos como Lucas, quien tiene una Enfermedad Poco Frecuente.

Otro de los videos se llama “Tierra de los Glaciares”, el slogan publicitario con el que El Calafate se promociona turísticamente.

Los cinco artistas cuentan en pocas frases sus experiencias de vida en nuestra ciudad, incluyendo un mochilero dominicano llegado hace unos años.

“Cada artista tiene su esencia, su estilo y su forma de decir las cosas”, explica Brian al describir los diferentes estilos.

La presencia del Rap y del Hip Hop no se limita a la producción musical y ya formal de “Family Records”. En plazas y parques, cuando el clima no es el invernal, adolescentes se van encontrando. Desde lejos se ven rondas de chicos con gorritas o capuchas de camperas y buzos, y las infaltables mochilas sobre sus hombros. Cualquier adulto alejado del mundo joven podría alertarse, mucho más si los grupos se ubican en el fondo, por ejemplo, del parque Belgrano. Pero no hacen más que lo que harían en sus casas o en otras reuniones. Ese es el momento del Freestyle, una competencia en la que dos o más hacen un contrapunto, al mejor estilo de los payadores. Se dicen sus verdades, incluso sus diferencias, siempre compitiendo para saber a quién le salen las mejores improvisaciones con rima.

Si bien Brian Segovia no lo practica, dice que esos chicos tienen que ser apoyados porque “esa es una linda manera de salir de toda la macana que hay afuera”.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios