Miércoles 28 de Octubre de 2020

  • 4.7º
  • Parcialmente nublado

31 de mayo de 2019

Crimen de El Calafate. Los dichos del acusado no conformaron al tribunal. Sigue el juicio

Si bien había un preacuerdo Héctor González brinde su testimonio y asuma la autoría del crimen de Daniel Mora, su declaración fue a medias, y el Tribunal rechazó hacer un juicio abreviado. Hay cuarto intermedio hasta el miércoles próximo

En la mañana de ayer jueves comenzó a ser juzgado Héctor González, el albañil correntino que está acusado de matar de once puñaladas a Daniel Mora, en un confuso episodio que se registró a fines de enero del 2017, en el interior de una vivienda de El Calafate.

El debate fue encabezado por el Dr. Yance, quien estuvo junto a sus pares, los doctores Cabral y Arenillas. La Fiscalía estuvo a cargo del Dr. Iván Saldivia, la querella estuvo patrocinada por el Dr. Fernand Soto y la defensa de González, por el Dr. Santiago Lozada.

Si bien se preveía que González reconozca el hecho que se le imputa y dar paso a un juicio abreviado, es decir omitir las declaraciones de los testigos, el relato del acusado no conformó a la querella por lo que las audiencias siguen en su cauce normal.

González aseveró que, “un mes antes de la mañana fatídica, Mora me vio afuera de un boliche, me pidió que le diera plata, y yo le dije que no le iba a dar porque no lo conocía, él me arrebató el celular y después se lo saqué de las manos, después de eso me corrió unas cuadras”. “Yo no lo conocía, sabía que era conocido de conocidos nada más”, dijo el encartado.

Respecto de la jornada cuando ocurrió el hecho, la mañana del 29 de enero, González dijo: “iba alcoholizado, en mi moto, a mi casa, cuando pase por una avenida, vi que alguien me tiró el auto encima y supe que era Mora, después de eso me fui hasta la casa de los suegros de mi hermana y me refugié”.

González pensaba que todo iba a estar tranquilo, lo que no sabía era que el suegro de su hermana, de nombre Antonio conocía a Mora y lo dejó entrar a la casa. En esa mañana Sotelo y la suegra de su hermana (Ana) estaban tomando vino.

Los cuatro se sentaron a tomar y Ana decidió terminar su vaso e irse a dormir. Fue en esos momentos en los que comenzó el problema. Antonio abandonó la sala y Mora quedó frente a González.

Según el relato de González, Mora le dijo: “¿Qué vas a hacer ahora, salteño? Te voy a abrir todo”, dijo el albañil y después de eso se trenzaron en una pelea. En un momento dado, Mora lo sometió y lo estaba asfixiando, allí: “saqué mi cuchillo de la cintura y se lo clavé en la panza”.

Hasta allí, el relato del homicida presumiéndose que el debate podría ser abreviado, el problema fue que no recordó las otras diez puñaladas que le dio a Mora, “en un momento me quedé ciego y sordo, no entendí que pasó después, ni siquiera me acuerdo como llegué a mi casa”, aseveró González.

De igual manera, para el fiscal estaba acreditado el delito y pidió el juicio abreviado. Situación que fue rechazada por la Querella y posteriormente por el Tribunal Oral.

El siguiente problema que hubo fue que no había testigos, se pasó a un cuarto intermedio hasta la tarde pero fue imposible contactarse con los dueños de la vivienda, testigos esenciales ya que fueron los últimos que vieron con vida a Mora y estaban bajo el mismo techo el día del ataque. Ellos, se equivocaron al leer la notificación y, como residen en El Calafate, se acercaron al juzgado de esa ciudad.

De igual manera, se trató de hacer una videoconferencia pero dificultades en la conexión vía internet no permitieron lograr el cometido.

Debido a las problemáticas presentadas, el Dr. Yance determinó que el juicio pase a cuarto intermedio hasta el próximo miércoles. (Santa Cruz en el Mundo – Diario Nuevo Día – Ahora Calafate).

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios