Viernes 18 de Septiembre de 2020

  • 5.7º
  • Algunas nubes

21 de noviembre de 2016

“Pecas” Jensen voló en el Quique Freile

Su auto marcó la diferencia en la categoría 1.600 cc. Dominó la final de punta a punta, escoltado por el campeón, Luis Etura. Tercero terminó Luis Semprini en una fecha que marcó el regreso que Mario Iglesias.

La categoría 1600 cc sigue sumando competidores. Este domingo se sumó Mario Iglesias y 13 autos disputaron la final que marcó el cierre del Gran Premio Criollos Turismo, segunda fecha del campeonato 16-17.

Esta vez el estado del circuito fue un problema para los pilotos, sobre todo de esta categoría. Las tres zonas de frenaje  estaban rotas, con material suelto, lo que dificultó la adherencia y además ocasionó problemas a los pilotos  por la gran cantidad de tierra que volaba al paso de las máquinas.

La primera serie tuvo seis autos en pista y tuvo una primera vuelta electrizante, donde Marcos Bressani le pudo arrebatar la punta a Víctor Jensen pero en el frenaje siguiente perdió la cuerda, justo por donde se metió “Pecas” para recuperar el liderazgo para no soltarlo más.

El “gato” Etura llegó tercero, procurando no arriesgar ante algún posible choque en la zona del curvón del cerro, donde se levantaba mas tierra.

En la segunda serie el dominador fue William Jensen, y allí se destacó la labor de Aaron Gendana. El joven deseadense escaló desde el quinto puesto al segundo, lugar en el que terminó a pesar de pinchar un neumático y perder el escape.

En esta serie hubo una incidencia importante. Fue el toque entre Luis Semprini y Leonardo Daviglus en un sector veloz del circuito, lo que ocasionó el despiste y abandono de este último.

En la transmisión de FM Dimensión, Semprini pidió disculpas públicas por el toque explicando que no le respondieron los frenos e involuntariamente lo tocó a Daviglus. El “gordo” fue penalizado con un “pare y siga”, lo que terminó relegando. Llegó finalmente en el 4to lugar.

Tercero en la serie llegó Marito Iglesias, que regresó después de un tiempo largo fuera de la categoría. A bordo de su auto rojo, había obtenido la pole pero se quedó en la largada lo que fue aprovechado por Wlly Jensen, quien finalmente ganó la serie.

La final disputada a 16 vueltas  tuvo en la largada a padre e hijo en la primera fila. Picó en punta “Pecas” y esta vez no la resignó en ningún momento, demostrando que su auto estaba impecable. A cada vuelta sacó más ventaja a sus perseguidores.

Durante 10 vueltas fue escoltado por su hijo, pero en ese giro debió realizar una maniobra brusca para evitar un toque y terminó volcando su auto.

Bressani fue escolta durante las siguientes tres vueltas hasta que también tuvo un despiste. Esto le dio el segundo lugar al campeón Etura quien finalmente terminó como escolta de Jensen. Tercero llegó Semprini, repitiendo el podio de la primera fecha, aunque en otro orden.

La bandera a cuadros marcó el cierre de la segunda fecha del campeonato, en una jornada espléndida, a pleno sol, lo que favoreció que muchas familias  asistieran a una nueva fiesta tuerca en el autódromo Quique Freile.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios