Sábado 31 de Octubre de 2020

  • 17.7º
  • Mayormente soleado

20 de agosto de 2017

Los calafateños terminaron el Gran Premio de la Hermandad 2017

Este domingo los pilotos de El Calafate Alejandro Gutierrez y Pablo Wyss, pudieron llegar al Autódromo de Río Grande donde culminó la carrera. En la Primera Etapa no pudieron terminar pero se reengancharon para la segunda etapa y llegaron a la meta sin embrague, con la palanca de cambios rota y en cuarta. Histórico para el automovilismo de la Villa Turística.

Este domingo culminó la 44° Edición del Gran Premio de la Hermandad que unió la ciudad de Río Grande en Argentina con la localidad chilena de Porvenir en la primera etapa del día sábado, y este domingo desde Porvenir a Río Grande.

Por primera vez en la historia, una dupla de El Calafate, Alejandro Gutierrez piloto y Pablo Wyss como navegante, participó de la competencia con un Ford Focus en la categoría G: Integral Promocional, la más grande de esta carrera única en el mundo.

La Primera Etapa que se corrió el sábado, desde Río Grande hacia Porvenir, arrancó con una jornada gris, con una nieve matinal (que cayó durante la noche del viernes) que modificó los planes de todos los pilotos, el terreno se presentó con diferentes estados en los distintos sectores que comprendía la carrera. La zona de María Behety el hielo era un peligro, pero ya ingresado en la zona de La Arcillosa el terreno comenzaba a ser más seco y más firme, beneficiando a los pilotos rápidos que gustan de este tipo de suelo. Sin embargo en Chile, nuevamente el hielo y la nieve fueron una complicación en varios sectores, que generaron diferentes despistes en varios lugares claves.

En esa primera etapa a los calafateños se les rompió el electro y quemó la junta a 160 kilómetros de Porvenir. Contra reloj allegados al equipo, consiguieron la junta y se la alcanzaron a la ciudad chilena, donde Tato el mecánico del auto, terminó a las 4 de la mañana de armar el motor y de esa forma poder reengancharse y largar la segunda etapa Porvenir – Río Grande.

Este domingo en la segunda etapa, Porvenir – Río Grande, los calafateños pudieron completar todo el tramo con un tiempo de 3h 21m 57s y el Ford Focus llegó sin embrague y la palanca de cambios rota, llegando en cuarta al Autódromo de Río Grande Tierra del Fuego. 

El propio Alejandro Gutierrez desde Río Grande le dijo a AHORA CALAFATE, "llegamos después de un sacrificio enorme, nos paso de todo, pero dimos la vuelta. En esta segunda etapa se nos rompió el ambrague, después la selectora e hicimos 239 kilometros de carrera en cuarta. Llegamos y tuvimos dos despistes que por suerte no nos paso nada. Estamos felices y gracias a todo El Calafate."

Como dijo Alejandro Gutierrez en FM DIMENSIÓN antes de esta participación histórica, “sabemos que es una carrera durísima y nosotros por la cilindrada de nuestro auto, estamos en una categoría muy competitiva. Sabemos el auto que tenemos y que es una carrera durísima, el objetivo es terminarla y a eso vamos a dar la vuelta.” Y eso hicieron dar la vuelta y poder hacerla, completarla y terminarla, escribiendo una nueva página de la historia del automovilismo de El Calafate.

El ganador de la categoría G, la más grande que se corre, fue el gran piloto nacional de rally Luciano Preto  con Marcelo Der Ohannesian con un Honda Civic, que este domingo a su vez bajo el récord que existia entre Porvenir con Río Grande.

CLASIFICACIÓN 

1° 830-Luciano Preto – Marcelo Der Ohannesian Honda Civic RGDE 5h 2m 14s
2° 818-Jacob Masle – Nelson Bahamonde Honda Civic PARN a 1h 00m 21s
3° 832-Daniel Delic – Ricardo Oyarzún Toyota Allex PORV a 2h 27m 39s

4º 833-Marcelo Ovelar – Sergio Arias Honda Civic RGDE a 3h 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios