Miércoles 25 de Noviembre de 2020

  • 11.2º
  • Nubes y sol

16 de septiembre de 2017

En su cumpleaños, el Jardín 10 recibió un regalo especial

Recibieron la visita de referentes y voluntarios de la Fundación Huerta Niño, que equipó el vivero existente y donó materiales, en coincidencia con su 46° aniversario.


El jueves pasado el Jardín de Infantes N°10 “Martin Miguel de Güemes” de El Calafate festejó sus 46 años de existencia. Un día antes recibió un regalo muy especial: referentes  y voluntarios de la Fundación Huerta Niño, visitaron el jardín y pusieron manos a la obra de mejoramiento del Vivero educativo que allí funciona.

Alejandra Curi Antun, directora del jardín, contó en FM Dimensión que tiempo atrás la fundación hizo un relevamiento en las instituciones educativas de nuestra localidad, “y les impactó el proyecto de huerta que tenemos. Nos hicieron la propuesta de elevar nuestro proyecto, y la fundación se conectó con el INTA local para comenzar con los trámites”. (ESCUCHA AUDIO)

 Con el aporte de la Empresa Puig, se realizaron trabajos y donaciones a la institución. La jornada se inició armando sub grupos de trabajo de los voluntarios. Mientras unos acondicionaban la huerta, otros trabajaban conjuntamente con los docentes y alumnos de las salas de 5 años del turno mañana.

El referente de INTA de Rio Gallegos  fue quien orientó a los voluntarios en lo que respecta a la nueva instalación de riego por goteo y colocación del policarbonato en las ventanas.

“Realmente fue una jornada muy gratificante – detalló Curi Antun - Los alumnos disfrutaron de pintar las botellas descartables y armar maceteros colgantes, omo así también de rellenarlos con tierra negra y sembrar semillas”.

“Ahora nos queda mucho más por hacer que es con el resto de los alumnos continuar con la siembra pero también cuidar aquellos plantines de aromáticas que nos donaron y ya plantaron en nuestro invernadero”, dijo la directora

El día jueves 14, la comunidad educativa del Jardín Nº10 festejó los 46 años con mucha música, disfraces, juegos recreativos entre alumnos y docentes, visitas de ex alumnos del jardín y por supuesto soplando las velitas de las tortas que cada salita que prepararon, conjuntamente maestras y alumnos. 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios