Domingo 26 de Septiembre de 2021

30 de marzo de 2018

Jugadores de El Calafate juegan la Copa Santa en Barcelona

Seis futbolistas del Club Deportivo Esperanza forman parte de un seleccionado combinado con jugadores de la Cuenca Carbonifera y un jugador de Villa Regina. El equipo de Santa Cruz jugará con equipos de Alemania, España e Italia.

Malogra de Mar es un municipio costero de la provincia de Barcelona en Cataluña, España. Pertenece a la comarca del Maresme, situada al norte de la provincia y es el último municipio de esta por la costa. Hace frontera el río Tordera con la próxima comarca de la Selva, ya en la provincia de Gerona. Tiene una playa de unos 7 km y cuenta con numerosos hoteles y cámpings.

Ahí se juega desde este viernes torneos de fútbol internacional donde seis chicos de El Calafate, Mauro Sandoval, Braian Ponce, Enzo Solís, Nazareno Molina, Franco Tico y Ezequiel Cantero. Ellos formarán parte de un equipo junto a chicos de la Cuenca Carbonifera y un jugador de Villa Regina.

El equipo se denomina Los Aromos y estará jugando en el torneo de Sub 19 en el grupo 1 donde jugarán con; TSV Lägerdorf de Alemania, Mutxamel de España, ASD Castrezzato de Italia y La Academia 2M 12 de España.

Los países que participan son; Argelia, Argentina, Bélgica, Alemania, Inglaterra, Francia, Irlanda, Israel, Italia, Japón, Canadá, Croacia, Líbano, México, Países Bajos, Irlanda del Norte, Noruega, Suiza, Serbia, España, Estados Unidos de América.

Roberto Alanís técnico del equipo habló con FM DIMENSIÓN, “estamos en esta Copa Santa en Barcelona que llegamos este miércoles con chicos de la Cuenca, de El Calafate y de Villa Regina. La idea es poder venir todos los años y con solo ver la cara de los chicos llena de alegría a todos.”

En el programa “Marathon Deportiva” el entrenador especificó que su interés va más allá de los resultados deportivos, “mi meta principal es tener chicos sanos y mantenerlos alejados de adicciones. Hay una brecha de entre los 14 a los 17 años que tiene muy poco acompañamiento familiar. Hasta los 12 años van los padres a cada partido, pero justo en esa edad compleja, entrando a la adolescencia, es bueno que los padres acompañen”.

Por los problemas sociales que viven Río Turbio y la Cuenca, algunos chicos no pudieron viajar en esta oportunidad lamentablemente.

COMPARTIR: