Martes 22 de Septiembre de 2020

  • 7.6º
  • Mayormente nublado

14 de julio de 2018

El Chaltén: Intendente vetó polémica ordenanza impulsada por el oficialismo

La normativa reglamentaba la actividad del transporte turístico terrestre de pasajeros. Establecía requisitos muy estrictos que fueron rechazados por empresarios locales y de El Calafate. La ordenanza fue impulsada por el bloque del PJ-FPV y aprobada por mayoría. Pero ahora el Intendente Raúl Andrade la vetó completamente.

El Intendente de El Chaltén, Raúl Andrade, firmó por decreto el veto total a una ordenanza que habían impulsado los concejales de su propio partido, y que fue aprobada en la última sesión antes del receso invernal.

Se trata de la ordenanza que regula el Transporte Turístico Terrestre de Pasajeros (TTTP), y que establecía requisitos para la habilitación y la actividad de este rubro comercial tan importante en esa localidad turística.

El proyecto trabajado por los concejales Ricardo Compañy y Milagro Canchi (PJ-FPV) incluía puntos que levantaron el reclamo no solo de los transportistas de esa localidad, sino también de El Calafate.

Es que entre otros puntos polémicos establecía que “todas aquellas empresas y/o propietarios que quieran realizar actividades de transporte turístico terrestre deberán patentar el 100 por ciento de las unidades (vehículos) en la Municipalidad de El Chaltén”.

También se obligaba a los titulares de la empresa a tener como mínimo cinco años de residencia en esa localidad. En el veto firmado por el intendente Andrade al que accedió Ahora Calafate, se menciona que este requisito “atenta contra la posibilidad de atraer nuevas inversiones a nuestra localidad, limitando esa actividad a las empresas o particulares que ya se encuentran habilitados a tal efecto”.

Si bien la ordenanza ahora vetada creaba un sub-registro de unidades externas para empresas habilitadas en otras localidades, al mismo tiempo las obligaba a ser contratadas por una empresa de viajes y turismo habilitada en El Chaltén, como condición para ingresar a esa localidad.

“Esta condición también colisiona contra la normativa nacional vigente, “por cuanto los permisos emitidos por la autoridad nacional tienen validez en todo el territorio argentino, y no podrán ser limitados o condicionados por una ordenanza municipal”.

Para el intendente Andrade, la ordenanza “contiene algunas regulaciones que podrían considerarse inaplicables por cuanto establecen requisitos que colisionan con otras establecidas en normativa de rango superior”.

El decreto 084/18 que veta totalmente la ordenanza está fechado el 12 de julio pasado, y además de la firma del jefe comunal tiene la rúbrica del secretario de Hacienda Francisco Irazoqui, a cargo de la secretaria de Gobierno.

La ordenanza había sido sancionada en la última sesión del concejo deliberante antes del receso invernal. Fue aprobada por mayoría, con el voto de los concejales Compañy y Canchi (PJ-FPV) con el acompañamiento de Andrés Zella (UPVM).

En las comisiones previas también la normativa preveía que la antigüedad de los vehículos a habilitar no podía ser mayor a los 10 años y que sería obligatoria la presencia de un guía de turismo en todo vehículo cuya capacidad supere los 10 pasajeros.

Estos puntos también fueron muy resistidos por las empresas alcanzadas. Inclusive la filial local de la Asociación de Agencias de Viajes y Turismo envío una enfática nota oponiéndose a la normativa.

Estos dos últimos artículos finalmente fueron sacados del proyecto a último momento, como un intento para bajar el reclamo. Sin embargo esto no fue suficiente y ahora se conoce el veto del Intendente Municipal.  

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios