Martes 21 de Septiembre de 2021

19 de septiembre de 2018

Crimen en El Chaltén. La querella pidió perpetua para Acosta

Juan Acosta, El joven acusado del crimen de Cruz (La Opinión Austral)

Lo solicitó el abogado de la familia Maximiliano Cruz, el joven salteño asesinado en mayo de 2016 en la villa cordillerana. La Fiscalía en cambio solicitó 15 años considerando que se trata de un homicidio simple, y la defensa de Acosta, pidió 10 años.

La Cámara en lo Criminal de la Primera Circunscripción Judicial emitirá el próximo lunes la sentencia por el juicio contra Juan Héctor Acosta, acusado del crimen de Maximiliano Cruz ocurrido en mayo de 2016 en El Chaltén.  La querella ha demandado la prisión perpetua, la fiscalía 15 años por homicidio simple y la defensa solicitó una pena de 10 años.

El juicio se había suspendido hasta ayer, luego que se solicitará la citación de la pareja de la víctima, Cintia Belén Díaz, pero el Tribunal Superior de Justicia no autorización el pago del pasaje de la muchacha, quien reside en la ciudad de Salta junto a la hija de Cruz. Por ello, se decidió incorporar sus declaraciones por lectura.

La querella fue representada por el doctor Santiago Lozada, defensor ante la Cámara en lo Criminal, y estuvo acompañado por Antonio Cruz, padre de la víctima. En su alegato, afirmó que estaba acreditada la autoría del crimen, pero hizo hincapié en la alevosía, ya que Cruz recibió 14 puñaladas la madrugada del 15 de mayo de 2016 cuando fue a comprar cervezas en un almacén.

Además apuntó contra Díaz y otras personas, ya que consideró que podrían tener alguna participación en el hecho, y demandó que el juez de instrucción de la causa, Carlos Narvarte debería profundizar la investigación del caso. Por ello, demandó un cruce de llamadas entre los sospechosos. Dejó trascender como hipótesis que fue la mujer quien le envió un mensaje por teléfono al acusado, para advertirle que Cruz se dirigía al comercio, para interceptarlo y provocar la fatal agresión. “El encuentro no fue casual” y remarcó que la víctima no se defendió y reiteró que “se planificó fríamente” el ataque.

Insistió que Narvarte debería completar la instrucción, para llegar a “la verdad real”, porque hay una familia que demanda justicia.

Cabe recordar que la joven tenía una relación sentimental con el acusado, y a su vez se conoció que el joven, oriundo de Santa Fe y con oficio de albañil, tiene una causa abierta por tenencia de estupefacientes en la Justicia Federal. También se reveló que Díaz era víctima de violencia de género, pero no lo denunció, para que no se complicara la situación judicial de Acosta.

Para Lozada, no hubo una pelea, sino que fue “un ataque directo” del imputado contra el joven salteño: “Está probada la autoría y la alevosía”.  También recordó que hay un daño, tanto a la familia Cruz, como a su hija, y lanzó que la madre de la menor tiene una “vida disipada”, por lo que hay preocupación por la niña.

A favor del “homicidio simple”

El fiscal Iván Saldivia mantuvo la acusación, pero no quiso apuntar en la alevosía del hecho como resaltaba la querella. Citó una sentencia de la Cámara en lo Criminal y normas jurídicas punitivas. Solicitó una condena de 15 años de cárcel.

La defensa de Acosta, está representada por el ex juez Ricardo Camutti, calificó como “objetivo y serio” el alegado brindado por el fiscal, mientras que consideró que la querella pasó por “el campo de delirio”.

Señaló que fue “un encuentro casual” el que tuvieron Cruz y Acosta la madrugada del crimen, y rechazó la “teoría conspirativa”, y destacó que ambos “tenían motivación para pelearse”. Conceptuó como una “pelea emocional” y resaltó a los jueces que su cliente tiene una “personalidad impulsiva”, esto último acreditado por informe de profesionales.

Camutti pidió al tribunal que el acusado sea condenado por “homicidio simple” y una pena de 10 años de prisión.

Finalizados los alegatos, Acosta también habló, y le aprovechó la oportunidad para pedirle perdón al padre de Cruz. “No estaba consciente de lo que hice”, afirmó antes de ser retirado por la sala por los policías que lo custodiaron hasta la sede carcelaria, donde está alojado a la espera de conocer en el mediodía del próximo lunes para conocer el fallo.   

El tribunal está presidido por el juez Joaquín Cabral y conformado por las vocales Marcía Candela García y María Alejandra Vila. (Tiempo Sur)

COMPARTIR: