Jueves 21 de Enero de 2021

OPINIÓN

17 de marzo de 2019

Apuntes Ciudadanos: ¡LIBERTAD A REÍRSE!

Alejandro Rojo Vivot (1) en su columna nos hace pensar en la Libertad como uno de los valores más importantes de la humanidad y como el humor sin ser determinante, pone su cuota a pesar de los autoritarismos que alejan a los sistemas democráticos de nuestras sociedad. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES LCXVI.

FOTO: ARV. REVISTA CARAS Y CARETAS. CONTRATAPA. BUENOS AIRES, 7 DE MARZO DE 1925

 

 

“El humor (se halla) más de la comicidad que del chiste”. (2)

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

La libertad es una de las causas necesarias para el desarrollo de la inteligencia como para la expresión de las ideas, informaciones, etcétera y, principalmente, para ejercer plenamente el derecho a saber y tomar decisiones.

El humor político y el humor costumbrista, por caso, inciden, en alguna medida, en los debates sociales aunque no sean determinantes en la toma de posición tanto en lo individual como en lo comunitario.

De ahí que los autoritarios y todo lo que esté alejado de la democracia insisten en limitar los temas y formas de manifestarse, a veces llegando a reglamentar con evidentes estándares diferenciados sin claros fundamentos, salvo los anodinos argumentos: el deber ser, intereses superiores, etcétera.

Por caso, en Chile del siglo XIX la “Lei sobre abusos de la libertad de Imprenta” (3) estableció como delito:

  1. el ultraje o poner en ridículo la religión del Estado o al que atacare sus dogmas (4)

Sin duda, la norma se refiere a la Iglesia Católica y a sus principios que se les otorgó alguna vez validez innegable, sosteniendo que fueron transmitidos por Dios; dejando de lado a las demás religiones…

Desde luego que las creencias pueden ser irrefutables para que quienes las sostengan pero, de ahí a generalizarlas para todos los habitantes aunque muchos o pocos adhieran a otros o ninguno postulados teológicos, hay una gran diferencia.

Es el concepto equivalente al de evangelización que los españoles trataron de imponer en América inclusive por la fuerza y asesinatos como parte de la estrategia de dominación, espoliación, esclavitud, confiscación de bienes, etcétera, y todas otras formas aberrantes de opresión.

  1. ultraje a la moral o buenas costumbres

La moral es un conjunto de principios y conductas identificados como buenas o malas en una sociedad y época determinada, con cierto alto nivel de aceptación general; a veces responden a tradiciones, experiencias remotas, etcétera. (5)

Las buenas costumbres son convenciones sociales como el saludo, gestos de respeto a los ancianos, etcétera.

Con frecuencia predominan socialmente las sostenidas por los individuos o grupos con mayor incidencia.

Pueden variar, aumentar o disminuir su relativa validez, modificarse, incorporación de otras, etcétera.

Las penas establecidas fueron:

  1. Castigo con prisión, destierro i multas
  2. Incluye a todos los “que hubiese tomado parte en la ejecución del delito a que provocó la imprenta” (empleados cualquiera sea la función, la distribución, la venta, los compradores, etcétera).

Imaginemos en ese marco legal las posibilidades del humor para expresarse libremente:

  1. ¿Era delito desarrollar chistes con respecto:

al Purgatorio, la inspiración del Espíritu Santo en los procesos de elección de un Papa, celibato, la veda a las mujeres para ejercer el sacerdocio, el pecado original (pecado ancestral; peccatum originale originatum), etcétera? (6)

Siglo XXI: publicidad: “Código de Conducta Novelty (helado Premium; chocolate tentación) No desearás el pote del prójimo”. (7) ¿Sería sujeto a sanción penal?

  1. ¿Empleo de determinada vestimenta, corte de pelo, profesión, etcétera, según se tratara de mujeres u hombres?

¿Algún juez podría haber determinado como delito el publicar la novela “El Marqués de Villamar”, (8) en donde Jorge Sand (9) detalla la opulencia de la nobleza, la pobreza de la población rural sin tierras propias, el estilo de vida de gran abundancia de muchos de los obispos, etcétera. (“Estaré del lado de las víctimas y en contra de los verdugos hasta mis últimos momentos”.) (10)

Entonces, la Ley aquí comentada estableció que eran los jueces los que decidían los límites permitidos para las caricaturas, acotando ese derecho de los humoristas y del público que decidía adquirir o no un ejemplar de la publicación.

 

[1] Secretario de Coordinación de Políticas para las Personas con Discapacidad, Ministerio Jefatura de Gabinete, Gobierno de la Provincia de Tierra del Fuego. (2016-2018). 

(2) Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1156. Madrid, España. 1973.

(3) Boletín, Libro XIV, pájinas 211 a 232. 16 de setiembre de 1846.

(4) Afirmación humana que no se la puede poner en duda; a la manera del pensamiento único.

(5) Recordemos que el Quinto Mandamiento indica “no matarás”, aunque la Iglesia Católica bendecía las armas empleadas para aniquilar seres humanos en las guerras; a veces, al mismo tiempo, se bendijeron cañones de dos ejércitos enfrentados. Hacer chistes sobre esta contradicción estaba penada por la ley citada.

(6) Corán. Sura 17, versículo 15: “Nadie cargará con la culpa ajena”.

(7) Nestlé. Frigor. Novelty Helados. Chocolate tentación. Buenos Aires, Argentina. 31 de agosto de 2018.

(8) Espasa-Calpe.

(9) Amantine Aurore Lucile Dupin, baronesade Dudevant (1804-1876).

(10) La destacada escritora francesa George Sand), con cierta frecuencia vestía ropas masculinas que le facilitaban acceder a espacios y reuniones vedadas a las mujeres. Se involucró políticamente con respecto a la Tercera República (1870-1940) y al movimiento insurreccional socialista “Comuna de París” (la Commune de Paris) (18 de marzo al 28 de mayo de 1871).

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios