Sábado 8 de Agosto de 2020

  • 1.2º
  • Algunas nubes

24 de diciembre de 2015

Conflicto. Empleados reciben la Navidad en sede de ministerio

​Son integrantes del gremio de ATE, quienes representan el reclamo de trabajadores del ministerio de Desarrollo Social de Santa Cruz. Gobierno admitió la irregular situación de empleados pero no ofreció soluciones.

 

El conflicto del ministerio de Desarrollo Social, se profundiza y ya comienza a ser el primer dolor de cabeza para la gestión de la gobernadora Alicia Kirchner.

Una treintena de dirigentes y afiliados del gremio de ATE se mantiene dentro de la sede de ese ministerio provincial en Río Gallegos.

Cinco mujeres comenzaron en la mañana del miércoles una huelga de hambre.

El grupo recibe la Noche Buena y pasará la Navidad en reclamo de la falta de respuestas del gobierno provincial.

El reclamo es que se formalicen a 590 empleados que la gestión de la ahora diputada provincial Gabriela Peralta dejó en condiciones precarias y a punto de perder sus puestos de laborales.

Son empleados provinciales que durante el último año cobraron “ayudas financieras” en lugar de sueldos, no tenían obras social ni aportes jubilatorios y hacían militancia electoral para los candidatos del Partido Justicialista, bajo la promesa que se firmarían sus contratos y pasarían a revestir como un empleado público mas.

Entre los afectados están las mujeres del CIC Formenti, quienes durante los diez meses de trabajo no tuvieron contrato firmado y solo recibieron una ayuda financiera cuando comenzaron a pedir por su sueldo.

“El gobierno que se fue dejó un estado totalmente desarticulado, pero lo que es mas grave es que dejó un Estado oculto. No están formalizados los trabajadores en este ministerio de Desarrollo Social, donde se tiene que impartir justicia social”, dijo Olga Reinoso, dirigente de ATE Santa Cruz.

Cuando el miércoles la dirigente gremial habló con el programa radial Turno Mañana, dijo que el problema no es solo por la condición de los trabajadores, sino que también se afectan los servicios específicos que debe brindar el estado, como los diferentes programas sociales.

“Los que tienen escuchar no lo están haciendo. Quieren dejar afuera a 600 familias en este contexto de fiestas de fin de año. No solo que vienen precarizando sino que ahora el nuevo gobierno lo profundiza”, dijo Reinoso.

El gremio le reclama al gobierno provincial que se haga cargo de la situación, y el nuevo gobierno le echa la culpa a la anterior gestión, la que no aparece públicamente.

Ni la gobernadora Alicia Kirchner ni la ministro Paola Vesvesian han hablado públicamente del  tema, el  que además del reclamo de ATE comprende a la sede de un ministerio que se encuentra inoperable por la ocupación de los protestantes de ATE.

En cambio, el gobierno dio a conocer un comunicado con el que se critica al gremio de tener una postura que no favorece al diálogo.

El comunicado también deja la responsabilidad sobre la situación en el anterior gobierno provincial.

El texto hace un detalle de la planta de trabajadores del ministerio de Desarrollo Social, dejando a la luz la cantidad de empleados en situación irregular. “Además de la planta de personal estable, existen 147 contratos con decreto sin presupuesto para cubrir, firmados días antes del cambio de gestión de gobierno; 197 contratos en trámite y sin asignación presupuestaria y 506 ayudas económicas por supuesta prestación laboral. A todas estas irregularidades se les suma el caso de 491 ex cooperativistas a los que aparentemente se les liquidó sueldos sin ningún tipo de instrumento legal”, describe el comunicado oficial del gobierno provincial.

También indica que “se pudieron detectar expedientes con irregularidades, tal es el caso de las observadas, y no acatadas, por el Tribunal de Cuentas de la Provincia”.

Describiendo las irregularidades que supuestamente dejó el gobierno de Daniel Peralta, el de Alicia Kirchner llamó a la “reflexión” gremio ATE y le pidió “deponer su actitud”, diciendo que su reclamo perjudica a las familias más vulnerables.

Por su parte, la diputada provincial de Encuentro Ciudadano Gabriela Mestelan dijo que espera una decisión política que ponga fin al conflicto.

"Estamos en una época del año en que la mayoría de los habitantes de Santa Cruz está con la atención puesta en las vacaciones o el festejo de las fiestas pero también  hay muchísimos  habitantes de Santa Cruz que apenas viven al día, y atravesados por múltiples angustias. Apelamos al Gobierno Provincial para que haga posible la solución de este conflicto y que cada familia pueda celebrar en su casa  la Navidad”, dijo la legisladora opositora.

En tanto, la CTA (Central de Trabajadores Argentinos) que reúne a varios sindicatos, entre ellos ATE, pidió que el gobierno atienda a esa mesa de gremios en audiencia, con la idea de solicitar que el gobierno de Alicia Kirchner brinde solución al reclamo de los empleados del ministerio de Desarrollo Social.

Al mismo tiempo, en El Calafate, una de las empleadas del CIC Formenti, afectada por la situación realizó una denuncia penal en la comisaría 2da, responsabilizando a la ex ministro y ahora diputada Gabriela Peralta, al ex concejal Juan Pallalef, entre otros.

Según lo recabado por ahoracalafate.com.ar, la denuncia describe todas las situaciones vividas por las empleadas locales desde el mes de marzo de este año, incluso denunciando malos tratos y que eran obligadas a prácticas no deseadas como las de campaña electoral, como condicionante para mantener su trabajo.

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios