Viernes 10 de Julio de 2020

  • -6.4º
  • Algunas nubes

26 de diciembre de 2015

Pasaron la navidad protestando

​La situación de los empleados precarizados de la provincia no mejora. El gobierno no da señales de querer solucionar. ATE mantiene la ocupación del ministerio. Cinco mujeres hacen huelga de hambre. La ex ministra Gabriela Peralta sacó una solicitada.

 

Empleadas estatales pasaron la Noche Buena y la Navidad en la sede del ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Santa Cruz, sin obtener repuestas par parte del gobierno provincial.

La fotografía muestra el improvisado "arbolito de navidad", confeccionado en el interior del ministerio, y armado con las pecheras verdes que identifica al gremio de ATE.

Hasta la sede del minsiterio tomado se acercó el "padre miguel" cura que representó al obispo dioscesano, quien llevó la oraciòn para las trabajadoras.

Afiliados y dirigentes del gremio ATE continúan con la protesta en ese edificio estatal de la ciudad de Río Gallegos, pidiendo que el gobierno provincial brinde respuestas a los pedidos para formalizar a los trabajadores precarizados que dejo la gestión anterior, entre los que se encuentran las empleadas del CIC Formenti de nuestra ciudad.

Antes de la Navidad tambièn recibieron la visita de la diputada provincial Gabriela Mestelán, quien brindó el apoyo al reclamo.

El tema ya es un escándalo a gran escala. Lo que comenzó en El Calafate con el reclamo de diez empleadas a las que las hicieron trabajar dentro del estado y militar diez meses para el PJ, pagándole cifras en negro y prometiéndoles contratos que finalmente nunca llegaron, es ahora un escándalo provincial.

A las denuncias del gremio ATE se le sumó luego una aclaración por parte de la Provincia. Con un comunicado de prensa, el gobierno de Alicia Kirchner informó que son unos 1200 los empleados “precarizados”.

La mayoría son mujeres que trabajaban para programas del ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, recibiendo pagos informales o directamente no percibiendo ningún monto. En lugar de sueldos, el gobierno pagaba con “ayuda financieras” o “becas laborales”.

La  gran mayoría fueron militantes del PJ que aceptaban las informales condiciones porque recibirían constantes promesas de un contrato formal en la Administración Pública.

Luego la respuesta fue “perdimos las elecciones”, por lo que en los mejores casos, los empleados y empleadas se quedaron con algún contrato basura que se vence el 31 de diciembre. Otros como las empleadas calafatense ni siquiera les firmaron el contrato de los meses trabajados.

ATE pide que el nuevo gobierno no deje sin trabajo a las 1200 personas que están en esas condiciones.

Ningún ministro o la gobernadora hablan por ahora del tema públicamente. Solo enviaron un comunicado acechándole culpa al gobierno de Daniel Peralta y responsabilizando al gremio del actual conflicto.

Olga Reinoso, de ATE, dijo a FM Dimensión que en el poco diálogo que dio el gobierno se atinó a ofrecer que armen cooperativas o que los trabajadores se hagan monotributistas, para tener alguna posibilidad de trabajar para el estado.

“Por qué el nuevo gobierno santacruceño no quiere formalizan a los empleados en cuestión?.  Fácil. La misma gobernadora Alicia Kirchner dijo en su primer discurso que el modelo del empleo público está agotado, que la provincia no puede incorporar mas empleados porque no tiene para pagarles, y criticó al anterior gobierno y socio político (mismo frente electoral) por esa política.

Además, los empleados fueron militantes del PJ de Daniel Peralta. En algunos puntos de Santa Cruz, el sector del PJ fue mas oposición al kirchnerismo que el sector del radical Eduardo Costa.

No renovando los contratos es una forma de achique de algunos gastos estatales, sin hacer “despidos formales”. Y de última, su se trata de permitir ingresos laborales bajo cualquier sistema, es típico que los gobiernos lo hagan con personas que sean de su sector político y no del contrario.

En este contexto los afiliados y dirigentes del gremio de la administración pública sostienen su reclamo. La navidad la pasaron dentro del edificio del ministerio de Desarrollo Social de Río Gallegos.

Algunas de las mujeres dejaron el lugar en la noche del 24, para intentar ingresar en las próximas horas.

Otras continúan con su huelga de hambre siendo controladas a diario por profesionales del hospital de Río Gallegos y de la policía.

La dirigente gremial Olga Reinoso dijo que no han existido nuevos canales de diálogo con el gobierno, por lo que no surgen posibilidades que el conflicto se destrabe.

En tanto, la ex ministra y ahora Diputada Provincial Gabriela Peralta mandó a publicar una solicitada para negar que haya cometido irregularidades y explicando que los ingresos laborales a su ministerio se hicieron con modalidades como la de “locación de servicios” por la imposibilidad del Estado de incorporar empleados estables.

 

COMPARTIR:

Comentarios