Sábado 4 de Julio de 2020

  • -0.8º
  • Mayormente nublado

29 de diciembre de 2015

Suspenden la capacitación de futuros bomberos

Postulantes locales recibieron la novedad que su ingreso a la Policía Provincial, como bomberos, quedó suspendida hasta nuevo aviso. Ocurre en días en los que ambos cuarteles tienen escasez de personal. Hay solo tres bomberos por guardia.

 

Sin muchos detalles en la información, autoridades policiales comunicaron a los mas de cien postulantes que el curso de ingreso para la división Bomberos quedó suspendido.

Hasta la semana pasada mas de cien aspirantes de la ciudad realizaban los test psicológicos que al aprobarlos les permitiría comenzar la capacitación para ingresar como bombero a una de las dos unidades con las que cuenta la ciudad.

Los inscriptos debían realizar dos test psicológicos que eran practicados en nuestra localidad. Al aprobar un primer examen, la persona sería convocada a un segundo test para luego comenzar la capacitación teórica práctica.

Vecinos que consultaron por la fecha para el segundo test, luego de aprobar el primero, se enteraron que el proceso de ingreso quedó suspendido por orden de la jefatura policial.

La medida de suspensión solo afectó a los aspirantes a bomberos, no así a los cursantes para el área de seguridad, cuyos aspirantes comenzaron las prácticas policiales, luego de tres meses de instrucción teórica “on line”.

La suspensión de los ingresos se da en el medio de una notable crisis por falta de personal de bomberos.

Las unidades octava y vigésimo primera tienen pocos bomberos, lo que es fácilmente notorio en las intervenciones  que deben realizar en incendios, asistencia en accidentes que se ocurren dentro y fuera de la ciudad.

Los mismos bomberos locales contaron a Ahora Calafate que las guardias no tienen mas de tres hombres disponibles.

Ante un incendio, los camiones autobomba salen de cualquiera de los dos cuarteles con no mas de tres bomberos. Si el hecho lo amerita, deben actuar los camiones de las dos unidades. En esa situación los bomberos se quedan sin posibilidad de reacción para un segundo incendio o cualquier hecho que se de en el mismo momento.

“Siempre tiene que quedar uno en el cuartel para atender el teléfono, pero a veces no queda nadie”, comentaron bomberos locales.

La falta de personal es notoria en los mismos incendios. Si bien las unidades 21ª y 8va tienen sus respectivas jurisdicciones, es común ver como el personal de ambos cuarteles acuden a incendios de viviendas, como signo que ninguno de os dos cuarteles tiene suficiente personal como para actuar individualmente.

“Cuando estamos en un incendio, no puede empezar otro en otra parte porque no tenemos con que ir a apagarlo”, dijo otro bombero a Ahora Calafate.

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios