Viernes 10 de Julio de 2020

  • -6.4º
  • Algunas nubes

6 de enero de 2016

ONGs ambientalistas pidieron a Bergman parar la termousina y las represas

El Ministro de Medio Ambiente de Nación recibió a directivos de Greenpeace y FARN, quienes le entregaron un petitorio de diez puntos a tratar en los primeros 100 días de gobierno. Entre ellos está el cierre de la Usina de Río Turbio y las represas en el río Santa Cruz.

Las ONGs ambientalistas Greenpeace y Fundación Ambiente y Recursos Naturales (FARN) pidieron formalmente al Gobierno Nacional que detenga el proyecto de la Termo Usina de Río Turbio y la construcción de represas sobre el río Santa Cruz.

Representantes de estas dos organizaciones fueron atendidos ayer martes por el  ministro de Ambiente y Desarrollo Sustentable, Rabino Sergio Bergman. Por Greenpeace Argentina participaron Martín Prieto y Natalia Machain, y Andrés Nápoli lo hizo en representación de la FARN.

En el encuentro los Directores Ejecutivos de ambas organizaciones presentaron al Ministro un documento que contiene 10 medidas concretas para los 100 primeros días de gobierno en la cartera de Ambiente.

Entre estos puntos hay dos que tienen directamente que ver con los proyectos de infraestructura energética en territorio santacruceño

“Cancelar El Proyecto De Central Térmica De Río Turbio” y “No a las Represas Kirchner – Cepernic”, son los pedidos concretos elevados al Ministro de Ambiente.

El primero de ellos argumenta que en consonancia con los compromisos internacionales y para cumplimentar las metas nacionales previstas en la Contribución Nacional ante la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), “la Argentina debe abandonar el proyecto de Central Térmica de Río Turbio”.

Para ambas entidades ambientalistas el proyecto de esta termousina “resulta absolutamente contrario a los esfuerzos que debe realizar la comunidad internacional por reducir la emisión de Gases de Efecto Invernadero (CO2) y eliminar las fuentes de energías contaminantes que los producen”.

“El mantenimiento de la Central Térmica de Río Turbio coloca a país dentro del reducido grupo de naciones que aún mantienen en funcionamiento este tipo de centrales, al tiempo que nos aleja del cumplimiento de las metas de energías renovables dispuestas por la Ley Nº 27.191, y las comprometidas a nivel internacional”, argumentan Greenpeace y FARN en el documento entregado en mano al Ministro de Ambiente.

A su titular le pidieron la intervención, junto con el Ministerio de Energía y Minería de la Nación, “para lograr la suspensión definitiva de dicho Proyecto”.

En el caso de las represas las ONG ambientalistas le pidió “detener y cancelar de manera definitiva los proyectos para su construcción”.

Entre sus argumentos afirman que “su construcción producirá importantes e irreversibles impactos ambientales, en tanto alterará el curso del Río Santa Cruz, convirtiendo más del 50% del mismo en espejos de agua, modificando en forma notoria su caudal y dejando bajo el agua 47 mil hectáreas”.

“De igual forma – sostienen - un conjunto de científicos han advertido que la puesta en marcha de una de las represas podría afectarincluso al Glaciar Perito Moreno y Upsala que forman parte del Parque Nacional Los Glaciares”.

También le plantean al Ministro de Ambiente que para ellos “existen serias falencias en el procedimiento de Evaluación de Impacto Ambiental a los que han sido sometidos ambos proyectos” y que dichos estudios “no han sido evaluados por organismos técnicos, idóneos e independientes”.

Otros temas de agenda

La cancelación de los proyectos energéticos en Santa Cruz son dos de los diez puntos que contiene el documento que Greenpeace Argentina y FARN entregaron al Ministro Bergman.

Los otros pedidos son:

Fortalecer la Implementación de la Ley de Bosques Nativos; Cumplimentar la Ley de Glaciares; Promover la Ley de Humedales; Impulsar un Amplio Sistema de Información Ambiental, Actuar Sobre el Impacto Ambiental de los Agroquímicos, Impulsar Políticas para la Promoción de las Energías Renovables, Promover la Ley de Basura Electrónica y Dar un Fuerte Impulso al Saneamiento del Riachuelo

COMPARTIR:

Comentarios