Jueves 21 de Enero de 2021

2 de febrero de 2016

En Santa Cruz hay viviendas impagas desde hace veinte años

El IDUV tiene una deuda histórica por cobrar de mas de 300 millones de pesos. Actualmente solo recauda la mitad de las cuotas. Beneficiarios de viviendas estatales no están ni notificados que tienen que pagar.


 

El nuevo presidente del Instituto de Desarrollo Urbano y Vivienda de Santa Cruz, Pablo Grasso (FOTO), confirmó que ese organismo tiene una deuda histórica por cobrar de mas 300 millones de pesos, de cuotas de viviendas familiares que no fueron cobradas.

El IDUV es la entidad estatal encargada de proyectar y financiar los planes habitacionales en Santa Cruz, lo que también se amplió a otros edificios públicos como escuelas y hospitales.

Siendo la base del engranaje administrativo y financiero para gran parte de la obra pública durante las gestiones kirchneristas, el instituto  planea ahora recuperar terreno y dinero perdido.

Durante la última gestión del ex gobernador Daniel Peralta, varios planes habitacionales fueron financiados directamente desde la Nación hacia los municipios, sin tener en cuenta al IDUV, fruto de la pelea entre el gobierno provincial y el de Nación.

Ahora, el IDUV pretende hacerse cargo de esos planes incluso en finalización de obras, para luego cobrar las cuotas.

En nuestra ciudad, el municipio estaba construyendo un plan de 40 viviendas  y finalizando la obra de otras 56 casas que la provincia había dejado a medio terminar. Ambas inversiones tenían financiamiento nacional. Pero ahora las obras están paralizadas porque el nuevo gobierno nacional aún no habilitó los fondos de certificaciones, tanto los atrasados como los actuales.

El presidente Pablo Grasso confirmó que la idea es lograr financiación para hacerse cargo de esas obras y su correspondiente cobro de cuotas, como forma de volver a poner al IDUV a la cabeza los planes habitaciones de la provincia.

Deudas

A la vez, el instituto tiene que regularizar sus ingresos. Mensualmente el IDUV confecciona facturas por unos 6 millones 800 mil pesos en concepto de cuotas de viviendas de barrios, de los que solo cobra unos 3 millones 900 mil pesos.

“Lo que mas nos preocupa es la facturación que estamos teniendo en toda Santa Cruz”, dijo Pablo Grasso al programa Turno Mañana de FM Dimensión.

En la misma entrevista radial el presidente del IDUV confirmó que además existen unos 65 millones de pesos que no están siendo cobrados y que pertenecen a viviendas de diferentes programas provinciales y nacionales que fueron entregadas a partir del 2005, pero que no fueron incluidas al sistema de cobro.

“Hay mucha gente y muchas viviendas que no fueron ni siquiera notificadas que deben pagar. Hay que poner los papeles en reglas”, comentó Grasso.

También hay una deuda histórica. El funcionario provincial indicó que existen viviendas que no están pagas desde la década del `80, significando una acreencia por unos 300 millones de pesos.

“Hay muchísimas viviendas y personas que nunca en su vida han sido notificadas para pagar su vivienda. No es que se la queremos sacar, sino que es que estén al día para que puedan tener, por ejemplo, su título de propiedad. Hay casas alquiladas, y casas usurpadas”, siguió diciendo en la entrevista radial concedida en la mañana del lunes.

Grasso explicó que para constatar cada situación es que se comenzó con relevamientos en diferentes localidades. Este lunes empezó un recorrido de funcionarios por barrios y viviendas del IDUV para constatar que las personas que las habitan sean sus titulares y comenzar a constatar deudas.

En El Calafate son poco mas de 700 las viviendas formales del IDUV, a las que se le suman otras de diferentes planes, con un numero aun no confirmado.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios