Miércoles 16 de Junio de 2021

26 de agosto de 2016

Sorprendidos al querer ingresar con carne clandestina

Una camioneta utilitaria repleta de carne vacuna fue secuestrada cuando sus ocupantes querían entrar a El Calafate por el acceso de ripio. Habría sido faenada en una estancia de Lázaro Báez e iba a ser comercializada.

La policía de El Calafate se encuentra en la mañana de este viernes en plena investigación a partir de la detención y secuestro de un vehículo repleto de carne vacuna que iba a ser ingresada en forma clandestina a la localidad.

El hecho ocurrió ayer, poco antes de la medianoche. Personal del Escuadrón 42 de Gendarmería Nacional sorprendió a dos personas a bordo de una Renault Kangoo, que ingresaban por el camino de ripio que da acceso a la localidad. La intención es clara: evitar el puesto de acceso por la ruta provincial 11, ante el riesgo de ser controlados por el personal apostado allí.

En el interior del utilitaria encontraron una gran cantidad de carne vacuna, que se pretendía ingresar ilegalmente, sin documentación, sin cumplir las mínimas condiciones bromatológicas para el traslado.

La fuerza federal notificó a la Policía Provincial, tomando intervención la Seccional Primera. Se constató que había 14 medias reses de novillo. Inmediatamente se secuestró el vehículo y se trasladó a los ocupantes a la comisaría, donde por orden del Juzgado se instruyó que fijen domicilio vinculados a una causa.

Fuentes policiales confiaron a Ahora Calafate que uno de los involucrados sería propietario o responsable de una carnicería local y que el destino de la mercadería era la comercialización.

La policía debe investigar si se trata de un caso de abigeato o robo de ganado y posterior faena. O si como sostienen los ocupantes del vehículo, ellos compraron la carne a un peón de una de las estancias que pertenece a Lázaro Báez.

Los novillos faenados pertenecerían a la Estancia “La Entrerriana”, ubicada sobre la ruta nacional 40 en dirección al paraje El Cerrito.

La Policía se contactó con un responsable de la empresa Agro Austral, del empresario que hoy está encarcelado en Buenos Aires. Éste habría dicho que la firma no comercializa en forma directa la carne y deslindó la responsabilidad a un peón.

Una partida del Grupo Especial de Operaciones Rurales (GEOR) partió esta mañana hacia el establecimiento ganadero para buscar rastros de faena, y trasladar al peón para que declare en relación a este tema.

Mientras tanto la carne permanece en el interior de la camioneta a la espera que el área de Bromatología del Municipio haga estudios en la mercadería, de manera que se disponga su destino.

COMPARTIR: