Miércoles 16 de Junio de 2021

27 de agosto de 2016

Una calle llevará el nombre del creador de “La Voz del Lago”.

​Así se llamó el periódico que nació hace 30 años. Era otro Calafate. Concejales aprobaron la ordenanza para que el pasaje número 11 lleve el nombre de Osvaldo Bos.

 

Un pasaje de la ciudad llevará el nombre del fundador del primer periódico de El Calafate. El Concejo Deliberante aprobó el jueves por unanimidad que la calle once, ubicada en el barrio San José Obrero, tenga el nombre de Osvaldo Bos.

Fue un vecino que se radicó en El Calafate en 1981, luego de vivir en Córdoba, Tucumán y en la costa bonaerense donde ya había iniciado la experiencia de publicar un periódico.

En la década de 1960, en la localidad de Nicanor Otamendi (cerca de Miramar) había fundado su primer medio gráfico.

En El Calafate  fue comerciante del rubro gastronómico, letrista, político y periodista.

En algún momento alquiló y comercializó los servicios de la pizzería Onelli, un tradicional lugar de comidas situada en el centro comercial de la ciudad, hoy actual heladería Acuarela.

Aunque fue profesor de matemáticas no ejerció la profesión, dándole lugar a su capacidad de letrista y para la filatelia.

Inquieto y participante también de la vida política fundó el periódico “La Voz del Lago”, medio gráfico que salió a la calle en abril de 1986.

Eran épocas que El Calafate era un pueblo de no mas de cinco mil habitantes, el que recién comenzaba a asomarse como un destino turístico internacional.

Muchos de los temas y problemáticas locales pasaban por las necesidades de servicios e infraestructuras, además de la vida social y deportiva. Todo pretendía tener un tratamiento en el periódico.

Su hija Graciela, recuerda que el armado del periódico era totalmente artesanal. Su padre escribía en máquina de escribir en un pequeño escritorio que hoy conserva uno de sus nietos.

La diagramación era realizada por él mismo, dibujando las publicidades, cortando y pegándolas sobre la hoja que iba a ser el original que luego sería enviado a una imprenta de Río Gallegos, para que se imprimieran entre 100 y 200 números, dependiendo la época.

El periódico salió a la calle hasta 1992, cuando estando en Buenos Aires a su fundador y editor lo sorprendió el entonces conocido como “derrame cerebral”, quedando su salud muy afectada para luego fallecer en nuestra localidad a los 73 años.

Bos era militante y hasta fue candidato del Partido Intransigente (PI). “Defendía muy fuerte sus ideas, pero también las sabía separar a la hora de tratar los temas periodísticamente”, recuerda su hija Graciela, quien también supo hacer “colaboraciones”.

Si bien el medio gráfico fue de su emprendimiento, participes de la idea también fueron el locutor local Raúl Miño y el empresario hotelero Mario Guatti.

Charlas de muchas horas de los tres amigos, sobre la entonces realidad calafatens, fueron los cimientos del periódico.

El jueves a la mañana, los concejales de la ciudad aprobaron que el pasaje lleve el nombre de Osvaldo Bos, arteria que se ubicó a pocos metros de la casa de su hija Graciela, donde también vivió “el viejo Bos”.

Los legisladores locales aprobaron el proyecto de ordenanza que había sido incluido en las comisiones en el mes de julio.

La idea ya había sido adelantada por la presidenta del cuerpo Ana Ianni cuando al desayunar con periodistas, el 7 de Julio (fecha en que se conmemora el día de esa profesión) adelantó que se presentaría el proyecto de ordenanza, como reconocimiento a Osvaldo Bos, a su periódico La Voz del Lago y al periodismo gráfico.

El jueves a la mañana, descendientes de Bos reciron la certificación correspondiente de manos de los legisladores comunales.

COMPARTIR: