Viernes 18 de Septiembre de 2020

  • 1.6º
  • Parcialmente nublado

2 de octubre de 2016

Hotel es solidario con pacientes que llegan a El Calafate

Terraza Coirones brinda alojamiento gratis a personas que son derivadas del interior provincial y que no cuentan con una obra social. El de un abuelo de 72 años operado de cataratas es uno de los ejemplos.

 

Juan Florentino Jones tiene 72 años y ya no recuerda cuánto tiempo hacía que las cataratas le habían quitado la visión.

Con una historia de trabajo en el petróleo y el campo, Juan llegó desde Pico Truncado luego de recibir una derivación para ser intervenido quirúrgicamente en el Hospital de Alta Complejidad de El Calafate, con la intención de recuperar la visión.

“Acá fui muy bien atendido y bien respetado – asegura – después de la operación empecé a ver los asientos, los muebles y pensar que llegué dando manotones porque no veía nada”.

Juan se emociona desde sus ojos nuevamente activos cuando realiza el trayecto que une al Hospital con el Hotel Terraza Coirones en el que gracias a una propuesta de su gerente, se aloja.

 

Juan comienza a enumerar objetos del mundo que redescubre: “hay muchas casas que no veía… un auto!!..¡Qué hermosas montañas! Y el Lago Argentino lo deslumbra desde la ventana de su habitación en el segundo despertar de su mirada. 

Contención al paciente

Juan Florentino es uno pacientes que recibió alojamiento en el Hotel Terraza Coirones en el marco de una propuesta de Hebe Alejandro Sánchez, quien decidió ofrecer una habitación gratuita a los pacientes del interior que sean derivados a El Calafate y no cuenten con cobertura de una obra social.

 “Es una manera de hacer una devolución social desde el trabajo que tenemos en el hotel. Creo que las personas que están viviendo una situación complicada, como es siempre un problema de salud, necesitan ocuparse sólo de ese tema; nosotros nos hacemos cargo de la comida, el alojamiento y el traslado al hospital” , destaca el gerente convencido de que la salud es una apuesta solidaria.

Desde el mes de mayo y hasta el momento, veinte pacientes recibieron este obsequio del Hotel que contempla el alojamiento completo y servicio de remis. “He visto lo que se contagia en las familias, no es sólo dar una habitación; es contagiar un ánimo diferente, darles ganas de hacer cosas y sentirse bien dentro de lo que estén viviendo”, afirma Sánchez.

En el caso de Juan Florentino, “la derivación El Calafate comenzó con un control de rutina en el Hogar de Ancianos de Pico Truncado y por el trabajo de Derivaciones del Hospital de Pico Truncado, por la Directora de Desarrollo Social, Belén Tapia y por la Dirección del Hospital de El Calafate que permitió que esto fuera posible y el equipo de Derivaciones de aquí que coordinaron la posibilidad de que Juan fuera intervenido. Estamos hospedados como turistas, el hotel es muy cálido y la atención excelente”, destaca”, comenta su acompañante, Guillermo Ayala, del pequeño Hogar de Ancianos de Pico Truncado.

Por su parte, Hebe Sánchez resalta que “En el hotel se alojaron muchas personas, los casos que más me llamaron la atención fueron una madre con el hijo que debió ser operado de una mano y que nunca habían estado en un hotel y un hombre que tenía un diagnóstico difícil y agradecía poder mirar el amanecer desde el lago, pero todas son  familias que necesitan de una contención, yo lo hago porque los que somos de la Patagonia o hemos vivido aquí un tiempo, sabemos lo difícil que es tener que viajar, dejar la casa y si encima no tenés medios es más complicado. Les hace bien a ellos y me hace bien a mí”, resuelve claramente mientras espera la llegada de un nuevo huésped necesitado de una mano solidaria (FUENTE: Prensa SAMIC).

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios