Sábado 16 de Octubre de 2021

17 de octubre de 2016

Habló el verdadero Ramírez

​Es el hombre que a principio de los ´80s perdió su DNI. Una mujer lo utilizó para adulterarlo y cambiarse la identidad. Raúl Héctor Ramírez no pudo votar en reiteradas oportunidades y sufrió dos embargos de la AFIP antes de saber que una mujer trans que vive en El Calafate ocupó su identidad.

 

Raúl Héctor Ramírez presta servicios hace mas de 30 años en la Fuerza Aérea Argentina. Vive en Buenos Aires. No conoce Santa Cruz, aun así resultó ser víctima de un “robo de Identidad” por una mujer radicada en El Calafate.

A fines de la semana pasada se conocieron los primeros datos del caso, cuando el Juzgado federal de Rio Gallegos ordenó la detención del impostor y que se allanara su domicilio.

En el allanamiento se encontró el DNI que Ramírez había perdido en 1982, cuando le robaron pertenencias mientras viajaba en tren desde Morón (Pcia de Buenos Aires) a la Capital Federal.

La fotografía original del DNI fue reemplazada por una de Rosa Fernández, una mujer que se siente hombre y que así tomó la identidad de Ramírez.

De la mujer trans poco se sabe hasta ahora. Hace mas de una década vive en El Calafate con el nombre de Raúl Héctor Ramirez junto a una pareja mujer, con quien crió una hija, hoy estudiante universitaria.

Hasta ahora no se conoce en qué momento la mujer tomó y adulteró el DNI de Ramírez.

El verdadero Ramírez contó que los primeros indicios del caso se dieron en los primeros actos electorales de la vuelta de la democracia, cuando su nombre comenzó a figurar en los padrones como residente el Santa Cruz.

“Cuando extravié el DNI no me ocupe de hacer la denuncia, no tenía conciencia que a futuro iba a encontrarme con un problemón. Hice la renovación pero no la denuncia”, le contó el hombre al programa radial Turno Mañana de FM Dimensión de El Calafate.

Desde Buenos Aires el hombre concedió una primera entrevista radial contando los detalles del caso.

Comentó que siempre que había elecciones no figuraba en los padrones de su lugar de residencia, por lo que hacía los reclamos pertinente en la justicia electoral. “Siempre me prometían que en las próximas elecciones iba a estar solucionado”, recordó.

Sorprendido ante la noticia que haya sido una mujer quien le robó su identidad, el hombre relató que con el paso de los años comenzó a recibir, primero llamados telefónicos que le reclamaban deudas económicas, y luego hasta dos embargos de sueldo y bloqueo de cuentas bancarias.

“Es muy enervante cuando a uno le indilgan deudas. Además hay que estar dando explicaciones al respecto, y hoy por hoy no es fácil ser creíble. Al parecer este sujeto es un comerciante de la zona. Este sujeto es moroso, figura con calificación 5 (incobrable), yo en el presente no puedo tener una tarjeta de crédito”, siguió contando Ramírez.

Relató que se enteró del allanamiento y que habían ordenado la identificación y detención de su usurpador cuando recibió el llamado de ahoracalafate.com.ar, y al ver el primer artículo sobre el caso.

En el 2014 la situación se agravó, cuando de la AFIP ordenó un primer embargo por mas de 12 mil pesos, y un año mas tarde otro por casi 9 mil pesos.

La AFIP estaba reclamando el pago de deudas del contribuyente. Pero las deudas eran de quien estaba usurpando la identidad, una mujer trans que abrió un comercio de venta de comidas en El Calafate, con una habilitación comercial a nombre de la hija de su pareja.

Fue ante los embargos que Ramírez se vio obligado a contratar a un abogado y profundizar su reclamo ante la justicia federal, lo que terminó con la apertura de una causa penal en el juzgado de Río Gallegos.

Si bien la orden dada por el juzgado federal fue que además del allanamiento se detuviera a la persona que usufructuó la identidad de Ramírez, la detención no se realizó. Ahora Calafate pudo saber que la orden de arresto fue librada contra Raúl Héctor Ramírez. Cuando los gendarmes fueron hasta la vivienda, la persona admitió no llamarse así, y se presentó como Rosa Fernández. A la mujer no la pudieron detener porque la orden de allanamiento no estaba a su nombre. Desde entonces, el juzgado federal de Río Gallegos solo ordenó que la mujer se presente todos los días al escuadrón 42 de la Gendarmería Nacional, como forma de tenerla controlada hasta que se resuelva su situación.

“Me entero por ustedes que el sujeto esta libre. Creo que la justicia debería detenerlo directamente, también para evitar una fuga”, dijo el verdadero Ramírez, quien además relató que hasta el momento no se comunicaron funcionarios judiciales para darles novedades de su causa.

NOTA RELACIONADA: 

Investigan a mujer trans por supuesto robo de identidad a un hombre

COMPARTIR: