Sábado 26 de Septiembre de 2020

  • Parcialmente soleado

24 de octubre de 2016

Empresas deberán ajustarse a ley para transportar combustibles

La ley vigente estipula requisitos y formas para el transporte de “sustancias peligrosas”, que no se están cumpliendo en la zona por cuestiones de operatividad. La observación la hizo un control de la Secretaría de Transporte de la Provincia que finalizó con el secuestro momentáneo de vehículos.

Dos empresas turísticas sufrieron este lunes el secuestro de una importante cantidad de combustible, por transportarlo sin la habilitación y medidas correspondientes.


Todo surgió cuando la representación local de la Secretaría de Transporte de la Provincia realizaba un control de rutina a unos 4 kilómetros al oeste de la ciudad, sobre la ruta provincial 11, que une a El Calafate con el parque nacional Los Glaciares y con el paraje Punta Bandera.


Inicialmente el control apuntaba verificar que los conductores llevasen la documentación habitual.
La actividad se realizó en conjunto con personal policial del Comando Radioeléctrico Calafate de la Policía de Santa Cruz y Bomberos de la Unidad 8va.


Al verificar la documentación del conductor de un camión Ford 4000, al chofer se le pidió que abriera la puerta de la caja. 


Fuentes del operativo indicaron a ahoracalafate.com.ar que fue sorpresa cuando vieron que dentro de la caja, había un tanque sobre ruedas que contenía unos 3000 litros de combustible que estaban siendo transportados desde El Calafate hacia el puerto de Punta Bandera por la empresa Estancia Cristina.


Los funcionarios detuvieron y secuestraron el camión y el tanque de combustible por considerar que el conductor no tenía el carnet habilitante para transportar sustancias peligrosas, que el vehículo no cumplía con las normas de seguridad, y que el camión no está habilitado para ese tipo de transporte.

Parecido fue lo que ocurrió con otro llamado “chulengo”, un tanque carro con capacidad para 1400 litros de combustible enganchado a una camioneta. 


En este caso, el vehículo viajaba proveniente desde el puerto de Punta Bandera hacia El Calafate. Si bien desde el control indicaron que también llevaba combustible, desde la empresa Mar Patag indicaron a este portal que el tanque volvía vacío a cargar combustible para luego volver al puerto.
Esta modalidad de transporte de combustible es algo habitual e histórico para las empresas que prestan servicios turísticos al oeste de El Calafate, en especial para las firmas que transportan turistas con embarcaciones lacustres.

Son 45 kilómetros que separan a la ciudad del puerto de Punta Bandera, donde no existe infraestructura para hacer abastecimiento y despacho de combustible para las empresas que operan en la zona.

Pero la ley nacional de Transporte de Sustancia Peligrosas está vigente y regula la actividad contemplando habilitaciones y requisitos especiales.


Los vehículos y tanques quedaron secuestrados en el predio judicial custodiado por la policía y a disposición del Juzgado de Paz de la ciudad.

Para las próximas horas las empresas deben presentarse y hacer su descargo. Se cree que alegarán que es la práctica habitual e histórica, y única forma operativa para mantener el servicio de turistas.

Fuentes consultadas por este portal indicaron que se espera que se abra un proceso en el que las empresas deben actualizar sus mecanismos de transporte de combustible y ajustarlos a lo que dicta la legislación vigente.

Pero también significará un cambio de práctica incluso para algunas insitituciones oficiales, que por distancias y cuestiones operativas también trasladan combustibles con modalidades similares.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios