Miércoles 1 de Diciembre de 2021

3 de noviembre de 2016

28 de Noviembre. Cortes de ruta y ocupación del municipio.

El conflicto en la localidad vecina no cesa. La localidad de unos 10 mil habitantes tiene 1400 empleados municipales. Un gremio corta ruta pidiendo que pago del aguinaldo y aumento de sueldo. El otro que se formalicen casi 400 precarios contratos.

El municipio de 28 de Noviembre está problemas. Dos sectores de sus trabajadores mantienen conflictos que repercuten incluso en los vecinos de esa localidad.

El Sindicato de Empleados Municipales (SEM) hace piquetes en el acceso a la localidad de 8 a 16 horas, pidiendo aumento salarial, el pago del aguinaldo.

En el edificio municipal, unos 20 afiliado de Ate (Asociación Trabajadores del Estado) hacen una ocupación con dos empleados encadenados, pidiendo que se les asegure el puesto laboral a mas de 300 empleados municipalidad precarizados.

El diálogo con el gobierno está roto. Ricardo Hueso, secretario general de ATE 28 de Noviembre le dijo al programa Turno Mañana de FM Dimensión de El Calafate contó que se está reclamando por los mas de 300 contratos en negro que tiene ese municipio.

El punto de reclamo es que según ATE, el municipio no quiere formalizar a unos 350 empleados que cobran por contrato social. Algunos cobran 1840 pesos y otros 2840 pesos, aunque el gremio dice que cumplen las mismas labores que cualquier otro empleado.

Horas atrás, dos de los empleados se encadenaron en el interior del edificio, aumentando la tensión.

El intendente Hugo Garay hizo la denuncia penal por la ocupación y la justicia de primera instancia ordenó que el gremio deje el edificio, bajo advertencia de desalojo. 

El Diputado por el Pueblo e hijo del intendente Ariel Garay habló con varios medios periodísticos a los que explicó que el gobierno está dispuesto a dialogar, pero siempre y cuando ATE deje de ocupar un sector del edificio.

Hueso dice que todo es culpa del intendente Garay que “sigue tomando gente por un voto” y que tiene el aval de diputados y concejales.

“Por ahora no se ha echado a nadie porque está el conflicto, pero se piensa en despedir. Él (intendente) alega que no tiene plata y que provincia no le manda nada”, comentó el dirigente gremial.
“Tenemos un municipio superpoblado con 1400  empleados, mil que son de planta y 400 en negro”, siguió diciendo Hueso a esta radio de El Calafate sobre el municipio de la localidad de unos 10 habitantes.

En tanto el otro sindicato (SEM) hace dos meses que está con corte de ruta en el acceso a la localidad, lo que genera trastorno también a vecinos.

El dirigente también dice que el gobierno local tampoco hace gestiones para mejorar la situación de los trabajadores. Contó que hace años están las maquinarias para una fábrica de adoquines y de ladrillos con una moderna zaranda, lo que podría generar recursos municipales o en su defecto servir para cooperativas de trabajo, pero que nada de eso se gestiona y la maquinaria está en desuso.

Además dijo que queda a las claras que el gobierno no gestiona. Puso como ejemplo a la localidad vecina de Río Turnio (a 14 kilómetros). “Consiguieron aumento del 32 % retroactivo a abril y pago de aguinaldo, eso a solo 14 kilómetros, entonces está claro que acá no gestionan”, agregó.

Los empleados municipales de 28 de noviembre están divididos en contratados y aquellos que forman parte de la planta. Los contratados cobran 8 y 9 mil pesos. Mientras que entre los de planta, el sueldo mínimo es de unos 11 mil pesos.

COMPARTIR: