Jueves 23 de Septiembre de 2021

4 de mayo de 2017

Presentan trabajo que indica la calidad ambiental de la reserva laguna Nimez.

Fue realizado por tres profesionales del CENPAT de Puerto Madryn a pedido de la universidad que tiene a su cargo la custodia y explotación de esta reserva municipal. Uno delos profesionales adelantó detalles en una entrevista.

 

Con una presentación abierta al público que se realizareste viernes a las 11 de la mañana el Concejo Deliberante de El Calafate, científicos del Laboratorio de Oceanografía Química y Contaminación de Aguas del CENPAT, darán a conocer los resultados finales del trabajo de calidad ambiental sobre el “Humedal Calafateño”  que comprende a la reserva municipal laguna Nimez, el arroyo Calafate, y la Bahía Redonda del lago Argentino, todos puntos urbanos.

El Centro Nacional Patagónico (CENPAT) es un centro multidisciplinario de investigación científica y tecnológica, dependiente del CONICET con sede en la localidad chubutense de Puerto Madryn.

El trabajo comenzó a ser realizado en el 2015 a pedido de la Universidad Nacional de la Patagonia Austral, que tiene bajo su órbita la custodia y explotación de la reserva.

Con la base de las primeras muestras de agua que se tomaron en diferentes puntos del arroyo, la bahía y la laguna, se comenzó a medir la calidad ambiental de la reserva.

En noviembre del 2015, el equipo integrado por los profesionales José Luis Estéves, Mauricio Faleschini, y Macsen Coronato dio a conocer los primeros resultados que se obtuvieron al iniciar el estudio.

“Es un estudio que abarca todas las épocas del año y que permite conocer una visión de la situación actual del sistema Nímez – Bahía Redonda”, explicó José Luis Estéves al programa Turno Mañana de FM Dimensión al  adelantar la presentación de este viernes.

El científico comparó al estudio con el trabajo que realiza un bioquímico para detectar los parámetros que permiten conocer el estado de salud de una persona.

La reserva municipal Laguna Nímez se sitúa en una zona urbana, cerca del lago Argentino y a pocos metros de la planta de tratamiento del líquidos cloacales de la ciudad, de ahí el interés del estudio ya que está apunta a conocer si el agua tratada en esa planta que depende de la empresa estatal Servicios Públicos Sociedad del Estado (Provincia), afecta la calidad ambiental del área.

Al iniciar el estudio, los científicos habían asegurado que el agua que sale de la planta de tratamiento hacia la reserva no estaba suficientemente tratada y mostraba altos valores de coliformes fecales.

“Después de cuatro muestreos la conclusión a la que hemos llegado es que hay un equilibrio entre la planta de tratamiento, el sistema Nímez y la bahía Redonda”, comentó Esteves.

El científico aclaró en la entrevista que el estudio apunta al llamado “sistema Nímez”, o sea a la laguna que es reserva, justamente por su interés de conservación.

Sobre la bahía Redonda y los notables olores de aguas servidas que se aprecian, particularmente en primavera y verano, Esteves dijo: “es posible que haya filtración de napas freáticas y de pozos sépticos que terminan en la bahía y en el humedal y que ello generen los olores ofensivos, por la alta carga orgánica”. 

Comentó el ejemplo de zonas de la ciudad de Puerto Madryn (Chubut) donde se encontraron altas cargas orgánicas pero sin llegar a la contaminación. “Habría que estudiarlo, eso nosotros no lo hemos estudiado”, comentó.

El trabajo comenzó en el 2015

COMPARTIR: