Sábado 28 de Noviembre de 2020

2.4°

El Tiempo en El Calafate

14 de junio de 2017

Habló el empleado cuyo despido causa crisis en COTECAL.

​Héctor Bull habló en una entrevista radial. Desmintió a autoridades de la cooperativa. Explicó que lo echaron solo por cuestionar decisiones erróneas de la conducción.

Héctor “Topo” Bull, cuyo despido de la Cooperativa Telefónica Calafate Limitada, se convirtió en la base de la actual crisis institucional, habló por primera vez del tema.

En una entrevista dada en la mañana de FM Dimensión, el ex empleado negó que hayan razones para haber sido despido, y con una indemnización de casi un millón de pesos, luego de 24 años de servicio.

Criticó a los integrantes del Consejo de Administración de la Cooperativa que al dar una conferencia de prensa habían dicho que el despido se había definido porque el empleado no se ajustaba a los nuevos tiempos tecnológicos y se reusaba incluso a hacer cursos de capacitación.

“Me dejaron una imagen muy triste y muy injusta”, dijo.

Bull es un conocido vecino e histórico empleado de la cooperativa, con buen consenso entre vecinos y compañeros de trabajo.  

Su despido causó sorpresa y reacción en varios sectores. Incluso una junta de firmas de mas de 300 socios obligó a que el Consejo Administrativo deba enfrentar una asamblea extraordinaria llamada por los socios, la que se realiza este jueves.

El despido

Bull dijo que fue echado por no coincidir y cuestionar las formas de trabajo en redes por parte de los jefes de la cooperativa. “Estoy convencido que me echaron por bueno, no por hacer algo malo”, comentó.

Contó que hasta el 10 de abril su trabajo era documentar  en papeles y en el sistema informativo, mediante dibujos técnicos, las aperturas de nuevas redes y mantener actualizado el relevamiento de redes y cañerías de la ciudad.

“Hay mucho de lo que hacía en el día a día, que no hicieron referencia en la conferencia de prensa en la que me dejaron como un mal trabajador”, comentó.

Dijo que antes de ser despedido no tuvo apercibimiento ni sanción alguna y que lo echaron de un día para otro, sin aviso de nada, de igual manera que ocurrió años anteriores con otros empleados.

“Tienen que echar a los más viejos. Tienen que echar a seis para marcar territorio, ya lo hicieron con dos. Yo le pido a la cooperativa que no eche a ninguno mas”, dijo.

“Me echaron y me fui con mi pava y mi mate, me pidieron la ropa. Llegue a mi casa a despertar a mi hijo para decirle que no tenía más trabajo. Hasta hoy no encuentro la razón para que me despidan y lo voy a plantear en la justicia”, comentó el histórico trabajador de COTECAL, quien se muestra dolido por la pérdida laboral pero en especial porque lo despidieron del lugar en el que estuvo 24 años. “Se te cae la vida”, agregó.

Negativas

Las autoridades de COTECAL describieron a Héctor Bull como un empleado negativo que no se ajustaba a los nuevos tiempos de la cooperativa.

Bull dijo que “la negativa” era decir donde estaban los errores y problemas para llegar con el servicio telefónico a los nuevos barrios opinando de manera contraria a las decisiones que se tomaban a nivel gerencia, pero que siempre lo hizo desde su trabajo diario.

Contó que la primera diferencia se dio hace dos años, cuando la cooperativa se presentó ante el municipio con el proyecto del tendido de fibra óptica, asegurando que reemplazaría el cableado viejo de cobre, tal cual lo pedía la municipalidad. Fue una reunión  de la que él participó junto al gerente y uno de los secretarios del gabinete municipal.

Explicó que al salir de la reunión le planteó el desacuerdo al gerente ya que se estaba asegurando que se quitaría el cableado viejo cuando internamente se sabía que eso no ocurriría, y que se estaba mintiendo al municipio.

También comentó otros planteos que hacía a las autoridades, desde su puesto laboral. “Yo no quería ir con la fibra óptica por los postes de Servicios Públicos porque muchos están puestos de forma provisoria y el día que SPSE tiene dinero los reemplaza por postes metálicos. Mi idea  era que pusiéramos nuestros propios postes, como era antes, lo que pasa que la diferencia es que años atrás la cooperativa era la primera en llegar a los nuevos barrios porque invertía en redes, ahora ya no lo hace y espera que lo hagan las otras instituciones”.

Politización

El despido de Bull se politizó a tal punto que varios de los concejeros dicen que hay un proceso de desestabilización originado en el despido de Bull y con participación del gobierno municipal, ya que el empleado tiene una amistad personal con el intendente local Javier Belloni.

En la entrevista Bull admitió esa amistad, que viene de antes que Belloni fuera intendente. “En la vida hablamos creo que tres veces de la cooperativa, hablamos de otras cosas. Cuando hemos hablado de la cooperativa terminamos discutiendo porque por ejemplo él tiene la idea que llenamos de cables la localidad y siempre dijo que teníamos que hacer subterráneo y yo le explicaba que era muy costoso”.

“Yo no tengo nada que ver con la política, no es cierto lo que dicen”, agregó.

Pide que recapaciten

Bull también dijo que espera que los consejeros recapaciten y que admitan que se equivocaron en su despido y en otras cuestiones.

Comentó que en la asamblea extraordinaria de este jueves los socios no deberían acudir a pedir la renuncia de nadie, porque espera que se cambien las cosas que no están bien, y que sino los mismos consejeros hagan solos un paso al costado.

También dijo que se emocionó cuando escuchó que la presidenta del Consejo Viviana Buza dijo en la misma radio que no estaba de acuerdo con los despidos, y que lo mismo le dijeron otras consejeras, por lo cual está demostrado que no es que todo el Consejo Administrativo estuvo de acuerdo.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios