Martes 20 de Octubre de 2020

  • 9.5º
  • Algunas nubes

5 de julio de 2017

Abrieron un merendero que funciona de lunes a viernes.

Es una actividad de un club que pertenece a la iglesia Adventista. Funciona en el CIC de la Provincia. Recibe a niños y adultos.

El merendero comenzó a funcionar el lunes, en las instalaciones del Centro Integrador Comunitario (CIC) que funciona en un sector del edificio del Hospital Formenti.

El CIC es una delegación del ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, y cede sus instalaciones para actividades del Club Conquistadores y ventureros, un movimiento mundial de la iglesia Adventista.

Días atrás el grupo realizó una jornada solidaria con peluqueros de la localidad.

El lunes a la tarde se inició con la actividad del merendero que funciona de lunes a viernes de 17 a 18.30 horas.
El primer día unas 12 personas merendaron en el lugar, entre niños y adultos, ya que es una propuesta sin requisitos.

A pocos metros de la entrada se encuentra la parada del colectivo que une al centro de la ciudad con el hospital SAMIC. 

El primer día, cuando los organizadores del club señalaron al merendero con un cartel, algunos vecinos aprovecharon la espera del colectivo con una merienda.

“Nosotros lo enfocábamos principalmente a chicos, pero también puede ir adultos”, comentó Manuel Acha.
El presidente del club le contó al programa Turno Mañana que si bien es la Iglesia Adventista la que se hace cargo de abrir y mantener el merendero, se están recibiendo ayuda de panaderías y comercio locales. “Estamos recibiendo muchas donaciones. Mientras haya un chico que lo necesite vamos a estar funcionando. El Club de Conquistadores está enfocado en el servicio y en el servicio a la comunidad. Como en todos lados hay alguna necesidad. Vimos que en las escuelas dan merienda y nos dijimos que podemos ayudar con un merendero”, contó Acha sobre la idea.

El integrante del club también comentó que “hay algunos chicos que tienen a la merienda como ultima comida del día”.

La merienda es servida por los líderes del club y los niños participantes, ya que también consiste en formar chicos en la importancia de la solidaridad.

También surgió de un merendero móvil. Los chicos salen a la calle a repartir merienda a quienes la deseen, algo que no viene nada mal para estos días de bajas temperaturas.

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios