Viernes 30 de Octubre de 2020

  • 14º
  • Algunas nubes

16 de julio de 2017

Lleno total para el humorista y cantante.

​Miguel Angel Cherutti llenó el SUM en la segunda presentación del ciclo de humor de la Agenda Cultural 2017. A sus imitaciones le sumó su calidad de cantante.

 

Hasta el comienzo del show hubo vecinos que buscaron una entrada. Fue lleno total y la expectativa se cumplió.

Miguel Ángel Cherutti hizo reír con sus imitaciones, algún que otro chiste y breves monólogos.

También hizo emocionar con sus dotes de cantantes. Es que su privilegiada garganta le permite cantar un melódico, un tango clásico, y hasta una pieza lírica, y por eso fue aplaudido de pie.

El show se dio en el marco de la Agenda Cultural 2017 del municipio local que integra diferentes actividades con la presentación de humoristas nacionales y el beneficio para asociaciones locales.

Las comisiones de Hockey Sobre Patines y Hockey Pista vendieron las entradas, mientras que la de la escuela de danzas Raíces de Hielo se hizo cargo del buffet.

La previa fue con la música del dúo que componen El Cala Gallardo y Eva Mariel, dos músicos que proponen una interesante experiencia en que se unen las interpretaciones de la música folclórica que vivenciaron una chaqueña y un santacruceño.

También hubo tiempo para que el municipio realizara una entrega de materiales a ambas asociaciones deportivas.

Mick Jagger fue el personaje que abrió el show de Cherutti, momento desde el que se adivinó que al escenario solo lo pisaría pocas veces, porque prefiere el contacto más cercano con el público. Pasearse entre los pasillos e interactuar con el público fue una constante en la hora y veinte de show.

Como le ocurrió a Nito Artaza en el espectáculo anterior del mismo ciclo, Cherutti también tuvo que sortear más de una vez a algún que otro pequeño niño que jugaba cerca del escenario.

A la velada no faltaron las voces de los clásicos Sandro o Sergio Denís, tampoco de los personajes que Miguel Angel incorpora con el paso de las temporadas como Enrique Iglesias o el Chaqueño Palaveccino.

Humor y música de distintos estilos y épocas fue una buena combinación para un público que pagó una más que accesible entrada (50 pesos).

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios