Jueves 22 de Octubre de 2020

  • 8.8º
  • Algunas nubes

7 de agosto de 2017

Jueza local ordena suspender paros en educación.

​Es uno de los puntos del fallo de la jueza civil Florencia Viñuales. Este lunes firmó su sentencia que resuelve el Recurso de Amparo impulsado por padres de la localidad. Semanas atrás un juez de Río Gallegos firmó un fallo similar. Son órdenes de primera instancia que son apeladas por las partes.

 

La jueza civil Florencia Viñualez firmó su falló que resuelve el Recurso de Amparo presentado por la Defensoría Oficial de El Calafate, en representación de padres de la localidad que solicitan el dictado de clases en establecimientos educaciones del orden público.

A fines de abril unos 30 padres presentaron el tema ante la defensora oficial Ethel Gassman. Luego de oficios de estilo y sin tener respuestas en la seguridad del dictado de clases, la oficina siguió hacia el recurso de Amparo.

Según conoció ahoracalaafte.com.ar, la jueza actuante firmó su fallo ordenando que los gremios ADOSAC y ATE suspendan las medidas de fuera y negocien sus reclamos asistiendo a las aulas.

El fallo fue firmado por Vilñuales con fecha de este lunes siete de agosto, y dice que hace lugar al planteo de los amparistas contra el Gobierno de Santa Cruz, ADOSAC y ATE, y que no acepta la litispendencia planteada por abogados del gobierno santacruceño que pretendían que la causa se tratara en Río Gallegos.

En sus puntos resolutivos, la jueza ordena a gremios y gobierno que continúen con las negociaciones, incluso con la asistencia del gobierno nacional.

También le ordena a la Provincia el pago de los salarios en tiempo y forma, que no descuente los días no trabajados por los docentes y que asegure las condiciones para un normal dictado de clases como ser cuestiones edilicias y del cubrimiento de cargos.

En su punto cuarto la magistrada ordena a ADOSAC y ATE, la suspensión “Inmediata” de las medidas de fuerza.

El fallo de Viñuales se parece bastante al de su colega riogalleguense Diego Lerena, quien el 17 de julio firmó una sentencia similar, pero que aún no es aplicada porque los gremios apelaron el fallo, como se cree que ocurrirá con la medida de la jueza local.

La sentencia de la jueza civil es parcial, porque no aceptó todos los puntos pedidos por la defensoría y los padres. Florencia Viñuales no prestó acuerdo para declarar a la Educación como servicio público esencial, lo que obligaría a que ante paros exista un servicio mínimo para asegurar la educación de niños.

Los padres comenzaron a peticionar en abril 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios