Sábado 5 de Diciembre de 2020

16.8°

El Tiempo en El Calafate

OPINIÓN

1 de julio de 2018

Apuntes Ciudadanos: GUERREROS CONFRATERNIZANDO

En estas columnas dentro del marco del Mundial Rusia 2018, Alejandro Rojo Vivot nos cuenta en esta oportunidad hechos de la historia especialmente en plena 1era Guerra Mundial, donde el fútbol también participó de algun encuentro. HUMOR, POLÍTICA Y AFINES CXXVIII.

Foto: PARTIDO DE FÚTBOL NAVIDEÑO EN EL FRENTE DE BATALLA, YPES, BÉLGICA, 24 DE DICIEMBRE DE 1914

 

“El oyente testimonia su placer con grandes risas después que la primera persona ha relatado, generalmente con grave gesto, el chiste, y que al contar de nuevo un chiste que hemos oído, nos vemos obligados, para no echar por tierra su efecto, a conducirnos en el relato, en la misma forma que su autor se condujo al comunicárselo. Surge aquí la cuestión de si podremos deducir de esta condicionalidad de la risa alguna conclusión sobre el proceso psíquico de la elaboración del chiste”. (2)

 

Sigmund Freud (1856-1939)

 

Toda guerra significa ingentes recursos humanos y económicos, entre otros, focalizados en la aniquilación de semejantes, bienes, servicios, como, muchas veces, irrecuperable patrimonio cultural e histórico, territorios fértiles destruidos, etcétera; frecuentemente las nefastas consecuencias perduran durante años y, en algunas oportunidades, décadas, incluyendo aversiones sin fundamentos directos, personas con discapacidad, huérfanos, viudez, posteriores suicidios, etcétera.

La Primera Guerra Mundial (1914-1918) fue la quinta más devastadora de la humanidad, (3) donde se masacraron, entre otros, Alemania y Francia.

Sobre todo en el Frente Occidental muchos de los combates se caracterizaron por las posiciones enfrentadas, guarnecidos respectivamente en trincheras estancas. (4)

Los alemanes emplearon masivamente varios tipos de gases fulminando indiscriminadamente a miles de personas.

El carbón, la expansión territorial y otras cuestiones fueron el trasfondo de la política que llevó a millones de jóvenes europeos, sobre todo, a abatirse mutuamente.

Se alentó el odio a extremos, sin miramientos de ninguna naturaleza, como los nacionalismos en desmedro de la cooperación entre países.

El 24 de diciembre de 1914, en Ypres, Bélgica, ambas trincheras comenzaron a engalanarse con motivos navideños, pronto los soldados hicieron un alto el fuego mutuamente consentido sin que mediara palabra alguna, se intercambiaron regalos, cantaron villancicos como Noche de Paz (cada uno en su idioma), reinó la alegría y el buen humor, compartieron ceremonias de entierros, etcétera.

La tradición oral también recuerda que disputaron un partido de fútbol en que los alemanes vencieron 3 a 2, aunque su resultado es menos recordado en comparación a que un día, hombres que se estaban asesinando por decisión propia establecieron un alto el fuego, que ni el Papa Benedicto XV (1854-1922) (5) había logrado a pesar de su iniciativa formal.

El resto de la noche reinó el silencio.

Para evitar que volviera a suceder, los que dirigían la Gran Guerra, en los años sucesivos, para las fechas de la cristiandad, ordenaron expresamente brutales bombardeos.

El humor pronto difundió los hechos que la censura oficial trató de ocultar.

Al cumplirse el centenario la UEFA lo conmemoró en Flandes (5) y la empresa de correos inglesa (Royal mail) distribuyó sellos postales en el mismo sentido.

 

[1] Miembro invitado especial al “VI Foro Regional de Transformación de Conflictos Socioambientales en América Latina”. Universidad Andina Simón Bolivar. Fundación Futuro Latinoamericano y Fundación Cambio Democrático. Quito, Ecuador. (2012). 

(2) Freud, Sigmund. El chiste y su relación con lo inconsciente. Biblioteca Nueva. Tercera edición. Tomo I. Página 1111. Madrid, España. 1973.

(3) Murieron casi 17.000.00 de personas.

(4) El 3 de mayo de 1917, unos 20.000 combatientes franceses se amotinaron con éxito negándose a seguir combatiendo, sobre todo por las condiciones en que lo hacían.

(5) Giacomo Paolo Giovanni Battista della Chiesa.

(6) La UEFA conmemorará el duelo entre soldados que se jugó en tregua navideña de la I Guerra Mundial. Bibiochile.cl. Concepción, Chile. 8 de abril de 2014.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios