Miércoles 21 de Octubre de 2020

  • 0.1º
  • Algunas nubes

25 de julio de 2018

Calafateños llevan su fe y ayuda a comunidades Wichis.

Calafateños llevan su fe y ayuda a Wichis

Son más de 20 vecinos que pasaron sus vacaciones de invierno viajando al impenetrable chaqueño. Fueron a misionar llevando la palabra de su iglesia y asistencia social.

 

Son vecinos de El Calafate que tienen la fe evangélica como forma de vida. Unas 20 personas vivieron sus vacaciones invernales realizando un viaje misionero al corazón del impenetrable chaqueño, donde viven las comunidades Wichis.

Nueva Pompeya, distante a 130 kilómetros de la localidad chaqueña de Castelli, fue el objetivo del viaje, y desde ahí recorrer distintos parajes.

En la zona recorrer 100 kilómetros de puede tardase hasta 7 horas, como le pasó a los calafateños, por el mal estado de los caminos.

Fueron y volvieron con sus vehículos particulares, afrontando costos con sus propios recursos y aquellos que pudieron reunir con actividades de recaudación como las clásicas ferias de empanadas.

Pertenecientes a la iglesia  Santuario Cristiano de El Calafate, que forma parte de la unidad de las Asambleas de Dios, que reúne varias iglesias en el mundo, los vecinos forman parte del grupo que se encarga de las misiones.

“Vimos las necesidad que tienen, que acá esas necesidad no existen. El problema más grave es la falta de agua”, comentó a ahoracalafate.com.ar Jorge Ramos, uno de los vecinos integrante del grupo que volvió a la ciudad este martes a la tarde.

La zona donde se encuentran las comunidades tiene bajo nivel de lluvias, no hay infraestructuras, y encima el suelo presenta alto porcentaje de arsénico.

En la zona de Nueva Pompeya ya existe una sede de ese grupo de iglesias, comandada por el pastor Daniel López, quien junto a su hermana médica Daniela López, trabajan a diario con comunidades de ese pueblo originario.

El viaje es similar al que integrante de la misma iglesia hicieron hace casi tres años para conocer y llevar la palabra a comunidades Guaranies.

Llevar la palabra de su iglesia y asistir en necesidades básicas aparecen como las ideas centrales de este tipo de actividades.

Ramos comentó que al viajar en vehpiculos particulares no contaron con disponibilidad de espacios, por lo que optaron por recaudar dinero y hacer compras en la provincia de Chaco, y luego entregar una bolsa de alimentos a las diferentes familias.

El proyecto es mas amplio. Se calcula que son 175 personas las que misionan en lugares alejados a su sitio de residencia, en un total de 48 países.

Además del grupo de vecinos que viajó al impenetrable, hay otros integrantes de la misma iglesia local que se encuentran en lugares como México y el Amazonas.

Ahora, un matrimonio de El Calafate partirá para radicarse en el impenetrable.

SALUD

Flavia Bombares, integrante de la iglesia calafatense es también enfermera de la UCSF José Formenti. Participó del viaje llevando además de su fe, su profesión y una donación que hizo la repartición en la que trabaja. Aún en viaje le comentó a ahoracalafate.com.ar: “el trabajo que realizamos fue de atender pacientes y brindarles medicamentos de acuerdo a su diagnóstico, curaciones, lavado de los pies, repartimos zapatillas nuevas, agua mineral ya que la necesidad más grande del impenetrable es el agua potable, la mayoría de las personas sufre enfermedades debido al agua contaminada con arsénico, y sólo cuentan con agua de lluvia, ayudamos con algunos alimentos no perecederos y se compartía con ellos un almuerzo y se hacían actividades recreativas para los niños”.

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios