Martes 1 de Diciembre de 2020

10.2°

El Tiempo en El Calafate

15 de septiembre de 2018

Son más de 66 millones lo que el hospital le debe a la caja de jubilaciones.

Son aportes de empleados y patronales que se asientan como retenidos pero que no son depositados en la cuenta de la CPS. El hospital se suma así a una práctica que vienen realizando los municipios. Así crece el déficit del sistema jubilatorio provincial.

 

El hospital SAMIC de El Calafate está incumpliendo en el traslado de aportes a la Caja de Previsión Social por  más de 66 millones de pesos.

El gremio ATE viene cuestionando a la actual intervención del hospital porque retiene los aportes jubilatorios de los empleados, pero no los transfiere a la Caja de Previsión Social de Santa Cruz.

Los funcionarios de la intervención admitieron que no hacen las transferencias a la CPS como modo de establecer prioridades. Ante la falta de fondos, no hacen los depósitos para que queden fondos para gastos corrientes, incluyendo fondos.

Ahora, este portal conoció cuál es el total del incumplimiento del hospital con la caja de las jubilaciones de la administración pública de Santa Cruz.

El total es de 66. 380. 875, 31 pesos, según la documentación a la que accedió ahoracalafate.com.ar.

El monto se corresponde con los aportes jubilatorios de 420 empleados de planta, desde febrero del 2018 hasta la fecha, comprendiendo lo que debe aportar tanto el empleado como la parte patronal.

A modo de ejemplo. En el mes de agosto, a 420 empleados se les retuvo 4. 354. 832 pesos. A esto se le suma 4.976.951 en concepto del aporte del empleador. Los dos conceptos suman mas de 9 millones 300 mil pesos que no fueron transferidos a la cuenta bancaria de la caja de jubilaciones.

El incumplimiento es grave, igual a cuando los municipios retienen los aportes y no los transfieren a la misma Caja de Previsión Social.

En marzo de este año, cuando la gobernadora Alicia Kirchner hizo su discurso inaugurando el periodo de sesiones ordinarias de la Cámara de Diputados explicó que el déficit de la caja de jubilaciones es en parte porque las municipalidades no transfieren los aportes.

“La deuda de los municipios con la Caja de Servicios Sociales, solo desde el 10 de diciembre de 2015 a diciembre de 2017, es de aproximadamente 1100 millones de pesos. Y con la Caja de Previsión en el mismo lapso es de aproximadamente $3160 millones”, dijo en esa oportunidad la gobernadora provincial.

El tema no es solo económico. Es falta grave que los organismos del estado sean agentes de retenciones y no cumplan. Los fondos que no aportan no son solo su parte, se trata de aportes de cada empleado, por lo que se incurre en un grave incumplimiento por parte de los funcionarios que tienen la responsabilidad de administrar los fondos que no les pertenece, ni a ellos, ni a su institución.

Como en otros ordenes, la situación se repite en diferentes periodos e instituciones porque los damnificados prefieren no reaccionar administrativa y hasta legalmente.

 

 

 

 

 

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios