Domingo 20 de Junio de 2021

2 de noviembre de 2015

Denunció que le robaron y abusaron de él

Un joven de Río Turbio que estaba en EL Calafate dijo que tres hombres lo golpearon, lo mantuvieron cautivo, le robaron y lo abusaron sexualmente. Hizo la denuncia a la Policía aunque sin aportar datos que permitan la identificación de sus supuestos agresores.

La policía local recibió una denuncia por agresión, robo y abuso por parte de un joven oriundo de Río Turbio, que se encontraba en El Calafate.

Se trata de un docente, de unos 25 años de edad, que estaba en esta localidad participando de un congreso organizado por el gremio ADOSAC. El hombre contó que el sábado a la noche fue a un local bailable, ubicado en la zona Industrial sobre la salida hacia la ruta 15.

Ya amaneciendo salió del lugar en su auto, y en compañía de dos jóvenes que conoció allí. A ellos los llevó a un local ubicado en el barrio Calafate Viejo, para luego seguir recorriendo el pueblo.

El hombre afirma que en un momento se detuvo a preguntar a otro joven para que le indicara otro lugar para prolongar la diversión. Este joven habría subido al auto y lo llevó a un domicilio, en la zona del barrio Lago Argentino.

Al parecer el denunciante entró engañado a la casa donde había otros dos hombres y en un momento entre todos comenzaron a golpearlo, inclusive utilizando un elemento cortante. En el interior de la casa el docente cuenta que estas tres personas abusaron sexualmente de él.

También manifiesta que le obligaron a entregar su tarjeta de crédito y a revelar el número de PIN. Uno de los supuestos agresores (el mismo que lo llevó a esta casa) fue hasta un cajero automático en el auto del docente, para sustraer dinero de su cuenta.

A este hombre se le habría descompuesto el auto, que dejó estacionado en una calle del barrio Lago Argentino.

Luego de un tiempo, los agresores le dijeron al joven de Río Turbio que se marche, algo que hizo, aunque no en el auto.

Cerca de las 11 de la mañana del domingo el joven docente se presentó en la Comisaría 2ª contando lo que le sucedió.

Al tratarse de un supuesto caso de abuso, se inició el protocolo para estos casos. Fue llevado el Hospital SAMIC, donde se lo examinó y se practicaron análisis de rigor.

Por la tarde, el joven presentó formalmente la denuncia en la Comisaría 1ª aunque no pudo aportar datos fisonómicos que permitan identificar a sus supuestos agresores. Tampoco datos sobre la vivienda donde habría ocurrido la agresión y privación de la libertad denunciadas.

También por la tarde estaba prevista la realización de pericias en el vehículo del denunciante para buscar pistas del supuesto hecho, que por sus características particulares llama la atención de los investigadores.

COMPARTIR: