Lunes 25 de Enero de 2021

15 de diciembre de 2015

Denunció salvaje agresión de policía

Un conocido deportista local estaba corriendo como parte de su entrenamiento, cuando un efectivo policial le ordenó que se detenga. Al hacerlo recibió una trompada, patadas y amenazas. Asustado logró escapar. Fue atendido en el hospital. Ahora interviene la fuerza y la Justicia.


Un grave hecho de violencia policial fue denuncia por el vecino Rafael Lim, un empresario hotelero y reconocido atleta local. El caso es investigado por la Justicia y se abre un sumario interno en la fuerza.

Lim brindó testimonio de lo que ocurrió en FM Dimensión. Dijo que había llevado a su pequeño a la clase de batería, a la casa de su profesor, en el barrio Linda Vista.

Aprovechando que tenía media hora libre decidió utilizarla para salir a correr, y regresar a la rutina de entrenamiento tras haber participado recientemente de una ultra maratón, en Chile.

Lim decidió ir hasta la ruta 15, y para ello encaró desde el barrio hacia el sur, donde hay algunas elevaciones y un cañadón. Hizo 15 minutos y decidió emprender el regreso para llegar a tiempo a buscar a su hijo. Eran las 18.30 hs

Al regresar pasó trotando al lado del predio donde se depositan los autos secuestrados por la Justicia. Lim contó en el programa Radio Activa que iba escuchando música con su MP3 cuando de pronto sintió una voz que le gritaba “Pará”!

Se detuvo, se sacó os auriculares y al darse vuelta vio que era un efectivo policial que se dirigía a él. El atleta quedó esperando y al llegar a él, el agente, sin mediar una solo palabra, le pegó una trompada en el rostro.

Lim cayó y comenzó a recibir patadas e insultos del policía. En su testimonio dijo que le pidió que parara que tenía una hernia de disco en la columna, pero el policía siguió pegándole patas en la espalda.

Luego le exigió que se arrodillara. “Me gritó arrodíllate o te quemo. Yo no podía creer lo que me estaba pasando”, dijo Lim en FM Dimensión.

Tras recibir unos golpes más y que el agente le doblara el brazo hacia atrás, el vecino logró zafar y salió corriendo, presa del pánico. “Pensé que me quería matar”, dijo.

“Para o te quemo en serio”, le habría gritado el policía. Lim corrió lo más rápido que pudo, desando el cañadón y llegando muy dolorido a la casa del profesor de batería.

Allí se desplomó. Sus conocidos llamaron a la policía para denunciar el hecho. Minutos después llegó una ambulancia, que lo llevó al hospital. Allí le hicieron una resonancia magnética completa donde diagnosticaron golpes varios, pero no lesiones mayores.

Lo que me pasó no cabe en mi cabeza, no le encuentro sentido. Ayer fue una pesadilla. Minutos que no se lo deseo a nadie.

Lim prefirió no mencionar el nombre del policía, pero sí manifestó que hizo la denuncia y que el Subcomisario de la Seccional 2da le aseguró que al efectivo le retiraron el arma y le iniciarán un sumario interno.

En declaraciones a Ahora Calafate, el juez penal, Dr. Carlos Narvarte, confirmó el retiro del arma del agente implicado, y que se iniciará una acción penal por apremios ilegales.

Primeramente el hombre agredido deberá ratificar la denuncia y en estas horas la policía deberá enviarle lo actuado para proceder judicialmente.  

AUDIO: RAFAEL LIM

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios