Martes 22 de Septiembre de 2020

  • Un chubasco

13 de noviembre de 2016

Joven en grave estado al recibir una brutal golpiza

El muchacho se encuentra en terapia intensiva y con asistencia respiratoria, como resultado de la salvaje agresión recibida a la salida de un local nocturno. Sufrió fracturas en el cráneo y el rostro. Se investigan las circunstancias.

Un joven de 21 años se encuentra en grave estado en la Unidad de Terapia Intensiva del Hospital SAMIC como consecuencia de las lesiones recibidas durante una brutal golpiza.

El hecho ocurrió en las primeras horas de la mañana del sábado, en el barrio Félix Frías. Todavía no hay precisiones sobre las circunstancias y los motivos que de la agresión. Allegados al joven indican que lo golpearon entre cinco y seis personas en forma criminal.

Las lesiones certifican el salvajismo de la paliza. El joven de apellido Pereyra presentó múltiples fracturas en cráneo y en el rostro. Inmediatamente en el hospital se convocó a la neurocirujana, que la practicó una cirugía de emergencia.

Fuentes hospitalarias informaron a Ahora Calafate que se le practicó un drenaje del hematoma que se produjo entre el cráneo y la membrana que cubre parte del encéfalo, para evitar una compresión en el cerebro. Por otro lado debieron retirarse algunos fragmentos óseos que se habían desplazado.

Entre las fracturas faciales incluyen fractura del piso y techo de la órbita del ojo izquierdo, entre otras.

El joven se encuentra actualmente en terapia intensiva, sedado y con asistencia respiratoria mecánica. “Continúa con estricto control evolutivo dado la gravedad de dichas lesiones.  Las primeras 72hs son muy importantes para definir la evolución. Ver cómo recupera desde el punto de vista neurológico”, dijo a este portal el Dr. Rodrigo Sabio, director médico del Hospital SAMIC El Calafate.

La policía se enteró de este hecho horas después de haber ingresado al hospital. En la comisaría Primera tenían registrado otro hecho. Un vecino de la calle Coronel Rosales llamó por la mañana a la policía diciendo que al interior de su casa había ingresado un joven, rompiendo un vidrio. Totalmente exaltado, el muchacho le dijo al dueño de la casa que estaba escapando de un grupo de personas que quería agredirlo.

Al ser alertada la policía un móvil fue hasta la vivienda y se llevó demorado al joven de apellido López. Ya afuera de la casa no había nadie. Estuvo un tiempo y se lo liberó fijando domicilio, quedando vinculado a una contravención por daños.

Hasta ese momento la Policía no sabía de la existencia del otro hecho, del que fuera víctima Pereyra. Ahora se están haciendo averiguaciones sobre la relación entre ambos incidentes. Además por un lado se convocará al contraventor a declarar y por el otro se espera que el joven internado está en condiciones de contra qué pasó.

COMPARTIR:

Notas Relacionadas

Comentarios