Jueves 13 de Mayo de 2021

7 de octubre de 2017

Ante riesgo de derrumbes se amplió la zona de restricción para navegar al Upsala

Se dispuso a través de una nueva resolución firmada por el directorio de APN. Es debido al potencial peligro de grandes desprendimientos de tierra y roca sobre el brazo Upsala, como el que ocurrió en febrero de 2013, que generó un efecto tsunami. La medida rige desde hoy

La Administración de Parques Nacionales (APN) decidió ampliar la zona de restricción para navegar en la zona norte del lago Argentino, ante el riesgo latente de que existan grandes aludes de tierra y piedras en las laderas del canal Upsala.

Una medida similar había tomado la APN el año pasado mediante la resolución 208/16, precisando las coordenadas hasta las cuales se podían realizar navegaciones. Ahora con la resolución 394/17, fechada el 4 de octubre, la zona de restricción se corre “hasta el extremo sur de la boca del Canal Onelli”, tal como indica en el artículo 1, dicho documento al que accedió Ahora Calafate.

La resolución firmada por el presidente del organismo, Eugenio Breard; y el vicepresidente, Emiliano Ezcurra, fundamenta que “los resultados de los estudios y monitoreo realizados hasta el momento (Informe Técnico Preliminar, Lenzano, IANIGLA, junio 2017) indican que el área del Canal Upsala desde el frente del Glaciar hasta Bahia Onelli se encuentra en inestabilidad con la consecuente posibilidad de que se generen nuevos deslizamientos o procesos de remoción en masa.

Existe un antecedente que encendió luces de alerta en el Parque Nacional Los Glaciares. Ocurrió entre el 10 y el 11 de febrero de 2013, cuando repentinamente unos 4 millones de metros cúbicos de piedra y tierra de la ladera oeste del canal Upsala, cayeron al agua, generando una ola (tipo Tsunami) de más entre 2 y 4 metros que recorrió 15 kilómetros y llegó a la Bahía Onelli, destruyendo el muelle, arrastrando materiales de construcción y árboles arrancados de las costas. La ola arrojó varios témpanos de gran tamaño hacia tierra firme.

Afortunadamente el evento ocurrió de noche. Pero de haber sucedido en horario de excursiones lacustres, podría haber causado una tragedia.

Un relevamiento posterior permitió establecer que el desprendimiento alcanzó unos 800 metros de largo, por 200 de altura y cerca de 50 metros de espesor. El volumen de tierra y piedras que cayó al agua equivale a la carga de unos 670 mil camiones standard.

Se cree que este desprendimiento fue por el retroceso acelerado del glaciar Upsala, lo que genera que las laderas que estaban sometidas a la presión de la masa de hielo, se vuelvan inestables. Esto podría estar asociado a infiltración de agua de una laguna glaciaria o intensas precipitaciones.

La medida de ampliar el área de restricción para la navegación fue adoptada “ante la ocurrencia de procesos naturales relacionados con el retroceso glaciario que producen, entre otros, remociones en masa, siendo un ambiente natural en permanente cambio y altamente dinámico”, menciona la resolución de Parques Nacionales que hoy sábado entró en vigencia y se aplica a todo tipo de embarcaciones (con o sin motor).

COMPARTIR: